Universidad

El presupuesto de la UPO para 2021 destina 1,5 millones a mejorar las instalaciones

  • Se invertirán 370.000 euros en renovar las infraestructuras deportivas

  • Reserva 1,3 millones para investigación y 740.000 euros en digitalizar las aulas

Imagen de archivo del campus de la UPO.

Imagen de archivo del campus de la UPO. / José Ángel García

El Consejo Social de la Universidad Pablo de Olavide (UPO) ha aprobado el presupuesto para el año 2021 de la institución académica, que asciende a 91.939.855,48 euros, un 6,35 por ciento más que en el ejercicio anterior

Con estas cifras, la UPO asume los acuerdos alcanzados con el personal docente e investigador (PDI) y de administración y servicios (PAS), así como las actuaciones previstas por el equipo de gobierno destinadas a garantizar la calidad y la mejora de la prestación de los servicios públicos, además de cubrir los gastos derivados de la crisis sanitaria.

En lo que se refiere al PDI, y a pesar de los recortes sufridos en capítulo I (el de personal), el equipo de gobierno asegura haber realizado "un enorme esfuerzo" para incrementar la oferta de plazas, mediante acuerdos con otras universidades que ceden a la UPO tasa de reposición.

Por otra parte, el presupuesto aprobado recoge la mayor inversión en infraestructuras en años, con un incremento del 405,72%, por importe de 1.452.830,37. El acondicionamiento de laboratorios docentes o la reforma del edificio central de investigación son algunas de las actuaciones previstas para la mejora de las infraestructuras científicas. En infraestructura deportiva la inversión asciende a 369.905,74 euros, la cifra más alta alcanzada en este campo hasta la fecha y que irá orientada principalmente a la rehabilitación y mantenimiento de pabellones y a la reforma integral de la pista de atletismo.

Refuerzo de la investigación 

El presupuesto también refleja un esfuerzo en investigación con la duplicación del Plan Propio que, para el año 2021, incluye un presupuesto de 1.301.473,34 para potenciar y fortalecer la actividad investigadora de los grupos de la universidad.

Con respecto a la digitalización del campus, una de las prioridades del equipo de gobierno es avanzar en la mejora de la prestación del servicio público en la sociedad 4.0, para lo que se han previsto 744.008,52 euros, con una inversión prioritaria que permitirá que 121 aulas convencionales estén dotadas de la tecnología necesaria para la impartición de docencia dual interactiva.

Este proceso de digitalización afectará también a los laboratorios e incluirá actuaciones como la migración Cloud Aula Virtual BB Learn, la mejora de la plataforma Blackboard Collaborate, la sensorificación de espacios para el control de aforo o la mejora de herramientas en el voto electrónico. El objetivo es que la Olavide se convierta en un referente entre las universidades públicas en digitalización, preparada ante cualquier imprevisto que pudiera surgir, como la actual pandemia.

Por último, la partida orientada a la eficiencia administrativa se cifra en 195.940 euros y está destinada principalmente a la optimización en la gestión de la información en la universidad o a la nueva aplicación de guías docentes, horarios y espacios.