Protección del regionalismo en Nervión

Blindados 50 inmuebles en Nervión

  • El cátalogo para proteger el patrimonio del barrio incluye la Parroquia de la Inmaculada Concepción, el Humilladero de la Cruz del Campo, la Casa Duclós y el antiguo matadero.

La parroquia de la Concepción, uno de los edificios protegidos. La parroquia de la Concepción, uno de los edificios protegidos.

La parroquia de la Concepción, uno de los edificios protegidos. / Juan Carlos Vázquez

Comentarios 4

Nervión ya cuenta con un catálogo de protección patrimonial que incluye 50 inmuebles. Esta era una de las tres medidas para salvar los edificios regionalistas después de que el barrio lleve más de diez años siendo testigo de derribos de este tipo de construcciones. Las otras dos ya se han completado: suspender un año las licencias de obras en dos zonas acotadas, e incluir cinco inmuebles municipales en el catálogo periférico. La propuesta, que ahora se somete a exposición pública y periodo de alegaciones, responde al compromiso adquirido por el equipo de Juan Espadas con los vecinos, distintas entidades y todos los grupos políticos.

El catálogo aprobado por la junta de gobierno local incorpora una decena de inmuebles ya recogidos en el catálogo periférico a los que se les asignan distintos niveles de protección. En el listado aparecen el Humilladero de la Cruz del Campo (grado de protección A); Villa Gracia (grado de protección C); el edificio de apartamentos Huerta del Rey (grado de protección C); el edificio de viviendas y oficinas ubicado en el número 44 de Eduardo Dato (grado de protección C); Casa Duclós (grado de protección B);el edificio de oficinas Sevilla 1 (grado de protección C); la subestación Sevillana Endesa (grado de protección C); el patronato municipal de Casas Baratas en la Avenida Ramón y Cajal (grado de protección C); el antiguo Matadero Municipal y Mercado de Reses (grado de protección C); y la parroquia de la Inmaculada Concepción (grado de protección B).

La nueva catalogación preventiva incluye cuatro villas y tres colegios

La propuesta se somete ahora a exposición pública y un periodo de alegaciones

También se realiza una ampliación del catálogo sumando 18 edificios, así como el espacio público del Parque de la Ranilla. Con grado de protección C están Villa Anita, en el número 19 de Alejandro Collantes; el 1 de la Avenida Ciudad Jardín; el 9 de Gran Plaza; Villa Nuestra Señora de la Cabeza, ubicado en el 35 de Cristo de la Sed; Villa San José, en el 37 de la misma calle; Villa Trinidad, en el 40 de la Avenida La Cruz del Campo; el inmueble ubicado en el 44 de esa misma vía; el Hospital de San Juan de Dios; Villa Encarnita, en el 8 de Juan de Oñate; Villa Julita, en el 19 de la misma calle; el Tribunal Tutelar de Menores; Villa Josefina, en el 150 de Luis Montoto; Villa Pombo, en el 83 de Marqués de Nervión; el edificio del número 2 de la misma calle; Villa Argentina, en Santa Elena 12; y la Cárcel de Ranilla. Con grado de protección D está la manzana que abarca las calles Goya, Alejandro Collantes, Marqués de Nervión y Cristo de la Sed; y las viviendas entre el 30 y el 58 de la Avenida Ramón y Cajal.

La Gerencia detuvo cinco derribos en las últimas semanas tras la suspensión de licencias

Por último, se incorpora una nueva catalogación específica con otros 21 edificios de Nervión hasta que se realicen informes más detallados. Entre otros, aparecen Villa Guadalupe, Villa Antonio, Villa Assumpta, Colegio Borbolla, Colegio Sagrada Familia de Urgel, Colegio San Miguel, y Villa Rosalía. El visto bueno de este catálogo de protección patrimonial está sujeto al informe de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía. "Aprobamos el estudio técnico en el que concretamos cuáles son los inmuebles que tienen valores singulares a juicio de los técnicos y cuál es el nivel de protección que les corresponde. Se demuestra el compromiso del gobierno y de la Gerencia de Urbanismo en la protección del patrimonio", explicó el delegado de Hábitat Urbano, Antonio Muñoz.

La Gerencia de Urbanismo ha detenido en las últimas semanas el derribo de cinco inmuebles en el barrio tras la suspensión de las licencias de obras acordada después del pasado verano con la intención de salvar los edificios regionalistas. Una de las fincas se encontraba en el número 76 de la calle Beatriz de Suabia. El procedimiento paralizado por los técnicos fue la concesión de una autorización de demolición y nueva planta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios