Sevilla

El quiosquero acusado de abusos a menores defiende su inocencia tras salir de la cárcel

  • Asegura sentirse amenazado de muerte por los hermanos de su novia y considera una "barbaridad" la orden judicial que le impide acercarse a ningún centro escolar de la capital.

Comentarios 5

El quiosquero de la capital hispalense detenido el pasado 22 de enero por presuntos abusos sexuales a menores, Francisco Javier F., mantuvo este jueves su "inocencia" tras su puesta en libertad hace dos semanas y aseguró sentirse amenazado de muerte por los hermanos de su novia.

Así declaró el propio quiosquero, quien tras pasar "20 días" en prisión "muy agobiado" aseguró que fue encarcelado por "unas acusaciones de tocamientos a un menor" y amenazas con un "cuchillo a una niña" que son "inciertas". Además, añadió que "todo se aclarará".

Asimismo, hizo hincapié en mantener su "inocencia", a lo que agregó que "quien mejor lo sabe" son sus hijas, que lo conocen. "Ellas están extrañadas y dicen que no se creen nada de esta historia", apuntó.

Tras la puesta en libertad de Francisco Javier F., el juzgado de Instrucción número 12 de Sevilla dictó una orden judicial que impide al sospechoso acercarse a ningún centro escolar de la capital.

En este sentido, Francisco Javier indicó que por dicha orden, que consideró una "barbaridad" por la de centros de enseñanza existentes en Sevilla, ha tenido que abandonar la ciudad. No obstante, manifestó que intentó ponerse en contacto con su novia sin obtener respuesta.

"Cuando salí de prisión llamé a mi novia para pedirle mis pertenencias, puesto que vivía con ella, pero me dijo que no quiere saber nada de mí y que sus hermanos me van a matar", afirmó.

Asimismo, su letrado le ha aconsejado que esté "tranquilo", porque "ya saldrá el juicio y otras declaraciones", aunque no puede evitar tener "miedo" por los familiares que puedan verse "afectados".

El quiosquero detenido el 22 de enero denunció días antes la agresión "con un cuchillo de grandes dimensiones" de dos personas que le atacaron en su establecimiento de la capital hispalense, adonde el sospechoso no podrá acercarse al estar en una zona cercana a varios colegios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios