Sevilla

La reapertura del Hospital Militar recibe el apoyo de 17 ayuntamientos

  • El Pleno de Sevilla ha aprobado, con la abstención del PSOE, una moción por el Vigil de Quiñones

Panorámica del Hospital Militar, sometido al abandono Panorámica del Hospital Militar, sometido al abandono

Panorámica del Hospital Militar, sometido al abandono / josé ángel garcía

Comentarios 7

La recuperación y reapertura del antiguo Hospital Militar, un coloso sometido al abandono desde el año 2002, ha recibido el apoyo de 17 plenos municipales (Sevilla, Mairena del Aljarafe, La Algaba, Alcalá del Río, Pedrera, entidad local de las Marismillas, Bollullos de la Mitación, Las Cabezas de San Juan, Santiponce, Los Corrales, Martín de la Jara, Castilleja de Guzmán, El Viso del Alcor, Los Palacios, Carmona, Utrera y Dos Hermanas). A través de una moción, estos municipios han acordado "instar a la Junta de Andalucía y al Parlamento Andaluz a que incluyan en sus próximos presupuestos de 2018 las inversiones necesarias para que el Hospital Militar vuelva a su uso asistencial hospitalario, de acuerdo a las necesidades y demandas de la población".

La última moción plenaria para tratar de impulsar la recuperación del antiguo Vigil de Quiñones fue aprobada en el Ayuntamiento de Sevilla el pasado viernes 27 de octubre, y contó con el apoyo de todos los grupos municipales, a excepción del PSOE de Juan Espadas, que se abstuvo. Estos apoyos han sido promovidos por la plataforma Marea Blanca para exigir a la Junta de Andalucía que retome unos proyectos que fueron anunciados a bombo y platillo para el Militar hace ya más de una década y que permanecen a la deriva.

FUENTE: Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública. GRÁFICO: Dpto. de Infografía. FUENTE: Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública. GRÁFICO: Dpto. de Infografía.

FUENTE: Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública. GRÁFICO: Dpto. de Infografía.

Según el último informe anual del Sistema Nacional de Salud, Andalucía se encuentra a la cola en la tasa de hospitales públicos por habitante (0,5 por 100.000 habitantes). El último estudio de la Federación de Asociaciones en Defensa de la Sanidad Pública también coloca a Andalucía a la cola en gasto sanitario y en camas hospitalarias por habitante (ver gráfico): 1.004 euros en gasto sanitario por habitante y 2,52 camas por 1.000 habitantes). "Resulta paradójico que, en este contexto de agravio comparativo de Andalucía con las demás comunidades autónomas del Estado, en cuanto al número de camas se refiere, un hospital como el Militar de Sevilla esté cerrado, en situación de abandono y deterioro progresivo", se expone en la moción aprobada por los 17 ayuntamientos mencionados.

El acuerdo recuerda que Andalucía está a la cola en número de camas por habitante

La recuperación del hospital, que disfruta de una ubicación estratégica y de una gran capacidad (13 plantas, 750 camas, 83.000 metros cuadrados) se perfila como una posible solución frente a los principales problemas de la sanidad pública, saturación y listas de espera, en Sevilla.

El Militar dejó de atender a pacientes en enero de 2002 y dos años después fue traspasado por el Ministerio de Defensa a la Junta de Andalucía por el real decreto 2399/2004. El valor del inmueble se fijó en 34,5 millones de euros (la Junta se comprometió a abonar en metálico seis millones y el resto se abonaría en forma de contraprestaciones urbanísticas por parte del Ayuntamiento de Sevilla al Ministerio de Defensa). Dos años después, en octubre 2006, comenzó una reforma integral que se valoró en 27 millones. La Consejería de Salud, cuya titular entonces era María Jesús Montero, anunció a bombo y platillo proyectos estrella previstos (una unidad de lesionados medulares, una unidad de agudos de salud mental y una unidad de rehabilitación cardiaca, entre otros). Los operarios que iniciaron la reforma dejaron de acudir a la avenida de Jerez en mayo de 2011. La recuperación del inmueble quedó paralizada durante los años de crisis y permanece aún hoy sin fecha. Las inversiones destinadas a su incorporación como instalación hospitalaria del SAS han caído en saco roto. Mientras tanto el deterioro conduce al coloso hacia la ruina.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios