Universidad

La residencia universitaria de Nervión comienza a construirse

  • Dispondrá de 210 habitaciones

  • Está previsto que se inaugure en enero de 2020

Recreación virtual de la nueva residencia de estudiantes de Nervión. Recreación virtual de la nueva residencia de estudiantes de Nervión.

Recreación virtual de la nueva residencia de estudiantes de Nervión. / D. S.

Comentarios 2

La nueva residencia de estudiantes de Nervión comienza a ser una realidad. La constructora Inbisa es la encargada de materializar este proyecto, que recibe el nombre de Isabela y que está promovido por Iberian Propco. El nuevo edificio, cercano a los campus universitarios de la Universidad de Sevilla en Ramón y Cajal y del de la Cámara de Comercio en Eusa, dispondrá de 210 habitaciones y amplias zonas comunes con las que se dará respuesta a la necesidad de alojamiento que tienen los jóvenes durante su años de formación académica en la enseñanza superior.

Se trata, sin duda, de una de las iniciativas inmobiliarias más importantes que se acometerán en la capital andaluza y que demuestra el resurgir de un sector gravemente afectado por la crisis económica. Detrás de este proyecto se encuentra Iberian Propco S.L.U, una entidad controlada por el fondo de inversión Corestate Capital Group.

El nuevo edificio se levantará en la calle Plácido Fernández Viagas, en el Distrito Nervión. Su ubicación es estratégica, pues se encuentra a escasos metros de dos campus universitarios. Por un lado, el que posee la Hispalense en la Avenida Ramón y Cajal, donde se encuentran las facultades de Derecho y Empresariales, entre otras. Además, está cercano a Eusa, el centro universitario perteneciente a la Cámara de Comercio. También está próximo a la estación de trenes de San Bernardo y a la parada del tranvía en Viapol, lo que supone una clara ventaja para la movilidad de sus futuros residentes.

La superficie total de la residencia alcanzará los 11.500 metros cuadrados. Su diseño es obra del arquitecto Jaime Varela González, del estudio Novarquia. El edificio (de líneas rectas)constará de cuatro plantas que albergarán 210 habitaciones, las cuales acogerán 413 camas. Entre sus servicios se incluye el amplio aparcamiento subterráneo de 2.600 metros cuadrados, con capacidad para 72 plazas. También dispondrá de gimnasio, piscina, solárium, párking para bicicletas y amplias zonas ajardinadas que rodearán el edificio. La ejecución de las obras durará año y medio. La intención es que la residencia se inaugure en enero de 2020.

Inbisa Construcción no sólo se encarga de la ejecución de este proyecto, sino que además lleva a cabo su promoción delegada –que incluye la solicitud y consecución de las licencias de obra, primera ocupación y actividad– y las gestiones con las compañías suministradoras y de notaría. Esta compañía ya ha desarrollado iniciativas similares, como el Colegio Mayor Faro, en Madrid;o la Residencia Lope de Vega, en Alcalá de Henares. El director de contratación de Inbisa en la delegación territorial sur, José Manuel Madueño Díaz, destacó que el último año se ha incrementado “el interés” de los fondos de inversión por las residencias de estudiantes, área en la que la referida empresa ha aumentado sus contratos.

El inicio de estas obras coincide con el anuncio de la adjudicación de un solar municipal en la Avenida Ramón Carande –por parte de la Gerencia de Urbanismo– a la sociedad Global Santurban para construir otra residencia de estudiantes, cerca de los campus universitarios mencionados. Esta parcela fue usada como cochera por Tussam hasta 2001. La empresa adjudicataria de los terrenos abonó un canon inicial de 5,5 millones de euros por su uso, a los que se suman los 900.000 euros que pagará anualmente por su aprovechamiento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios