Sevilla

El Ayuntamiento de Sevilla restaurará la histórica fuente de la Plaza de la Encarnación

  • Se encuentra sin agua y hundida desde que se reformó este espacio para construir las 'setas'.

  • La inversión será de 226.000 euros y el plazo de ejecución de 20 semanas.

la fuente de la Plaza de la Encarnación. la fuente de la Plaza de la Encarnación.

la fuente de la Plaza de la Encarnación. / Juan Carlos Muñoz

Comentarios 5

Un clamor popular. El Ayuntamiento, mediante una actuación conjunta de la Gerencia de Urbanismo y Emasesa, va a restaurar de manera inminente la histórica fuente de la Plaza de la Encarnación. Este surtidor de agua, que se instaló en 1720 para proveer de agua a la población, se encuentra prácticamente arrumbado desde la construcción de las setas. No tiene canalizaciones de agua, por lo que no cumple con su función, presenta grietas, suciedad y otros desperfectos; y presenta un hundimiento de entre 30 y 50 centímetros.

Tras la restauración, la fuente no sólo recuperará el agua, sino que ganará altura, para que tenga más presencia y se dotará al espacio circundante de una nueva urbanización para que resalte más.

La intervención ha sido presentada esta mañana por el delegado municipal de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, Antonio Muñoz; Carmen Hernández, arquitecto de la Gerencia de Urbanismo; José Manuel Puerta, jefe de infraestructura de Emasesa; y Antonio Rodríguez, director de Relaciones Institucionales de la Empresa Metropolitana de Aguas de Sevilla. Precisamente, la intervención cobra una especial relevancia para Emasesa puesto que supone un proyecto piloto por que el que se implantará un sistema de desinfección del agua mediante ratos UV, es decir, sin cloro. 

La fuente en el antiguo mercado. La fuente en el antiguo mercado.

La fuente en el antiguo mercado. / M. G.

El presupuesto de la restauración es de 225.830 euros y el plazo de ejecución está fijado en 20 semanas. La intervención, compleja por su ubicación y envergadura, implicará una excavación arqueológica, aunque no se cree que se produzcan hallazgos de relevancia.

El conjunto será desmontado para su traslado a dependencias municipales, ha explicado Carmen Hernández. Cada una de las piezas será limpiada y tratada de sus afecciones. Se sustituirán los surtidores de hierro por unos de latón y se cambiarán las bases de sus cuerpos. Tanto el suelo, como el revestimiento interior se pondrán nuevo y se instalará un vástago de acero en el último cuerpo. Una vez devuelta a su lugar, se consolidarán todos los elementos y se les aplicará un tratamiento contra el agua y una protección final. "Va a ser como un renacer de la fuente. Al subir dos escalones va a quedar en una escala mucho más acorde", ha explicado la arquitecto.

La Gerencia de Urbanismo se ha planteado durante el proceso de elaboración del proyecto cambiar de ubicación la fuente para darle mayor protagonismo, pero siempre dentro de la Plaza de la Encarnación. Se ha barajado situarla más al sur, más al este y más cercana a la fachada de la iglesia de la Anunciación. "Ninguna de las opciones era acertada. Creímos finalmente que había que dejarla en este lugar", ha sostenido Carmen Hernández.

En el pasado se estudió llevarse la fuente a otros espacios de la ciudad, como la Plaza de la Contratación o la de San Andrés, aunque la Comisión Provincial de Patrimonio no dio su aprobación. Antonio Muñoz se pronunció en este sentido: "Nunca hemos barajado la posibilidad de desplazarla de su emplazamiento original".

Por parte de Emasesa, José Manuel Puerta, ha indicado que el proyecto de la fuente de la Encarnación es muy atractivo: "Llevábamos tiempo intentando probar un sistema de desinfección mediante ultra violeta. Hacerlo en una instalación de esta naturaleza es muy importante. 

Detalle de la fuente. Detalle de la fuente.

Detalle de la fuente. / Victoria Hidalgo

El jefe de Infraestructuras de Emasesa ha explicado que la restauración conlleva una importe obra civil para generar una gran cámara en el subsuelo que albergue todos los elementos necesarios para el funcionamiento de la fuente. "Esta es la parte más dura. También tenemos que hacer una especie de pedestal y zócalo para colocar la fuente".

Antonio Muñoz ha destacado la importancia de esta actuación que era muy demandada por la ciudadanía. "Saldamos una deuda histórica. Es un elemento de un alto valor histórico y social. Había una demanda ciudadana para su intervención. Tras la restauración va a ganar mucho protagonismo. Los sevillanos se van a sentir satisfechos". El delegado ha asegurado que espera que los trabajos estén terminados para la Semana Santa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios