Balance de Criminalidad

La escasez de policías hace que se disparen todos los delitos en Sevilla

  • Cada día se registran ocho robos con fuerza en la capital, de los que tres son en viviendas

La óptica de la calle Afán de Ribera, en el Cerro, que ha sufrido tres robos. La óptica de la calle Afán de Ribera, en el Cerro, que ha sufrido tres robos.

La óptica de la calle Afán de Ribera, en el Cerro, que ha sufrido tres robos. / Juan Carlos Vázquez

Comentarios 10

Crecen todos los delitos salvo los homicidios en el primer trimestre del año 2019. El balance de criminalidad del primer trimestre del año ha confirmado con datos lo que era una sensación extendida desde hace tiempo en la ciudad: hay muchos más robos. Todos los delitos, salvo los homicidios, han subido en Sevilla capital entre enero y marzo, algo que sólo puede explicarse por una causa: la cada vez más alarmante falta de policías.

Según el balance que ha hecho público el Ministerio del Interior este lunes, en Sevilla se registraron 739 robos con fuerza en domicilios, establecimientos y otras instalaciones en los tres primeros meses de 2019. Esto supone una media superior a ocho robos diarios. En relación con el mismo periodo de 2018, este tipo de delitos ha crecido un 78,5%, pasando de 414 robos con fuerza en el primer trimestre del año pasado a los 739 del ejercicio en curso.

Los grandes perjudicados de este repunte de los robos son los comercios, que cada noche están sufriendo robos desde hace tiempo. Alunizajes, fracturas de cristal con mazas, machotas o tapas de alcantarilla empleadas a modo de ariete son algunos de los métodos más extendidos en los últimos meses en Sevilla. Tampoco hay que olvidar otros sistemas clásicos como el abrelatas o el butrón. Ópticas, farmacias, tiendas de telefonía móvil y supermercados son las principales víctimas de los ladrones.

Robos en vivienda

Dentro de esos 739 robos con fuerza, 265 ocurrieron en viviendas. Es más de un tercio del total y supone un incremento del 45,6% sobre la anterior estadística. Cada día se registran en la ciudad tres robos con fuerza en domicilios.

Las sustracciones de vehículos han crecido un 26%, pasando de 254 a 320. Es decir, una media cercana a 4 robos diarios. La mayoría de estos robos son de motos, aunque también se han sustraído coches. De hecho, hay una banda que está robando coches golpeando a sus propietarios cuando están aparcando o detenidos en un semáforo.

Los robos con violencia e intimidación también han crecido un 21,1%. Modalidades que estaban en desuso como los tirones han vuelto a repuntar, sobre todo por los robos de teléfonos móviles. En este grupo de delitos se incluyen los atracos, sirlas (robos con navaja) y todos aquellos robos en los que se amenace o golpee a la víctima.

El efecto Manada

En el caso de los delitos sexuales, se ha confirmado la tendencia al alza de los últimos años, en lo que ya se conoce como el efecto Manada. Las mujeres denuncian más casos y esto ha provocado un nuevo repunte del 18,5% de los delitos contra la libertad sexual, que pasan de 65 a 77 en el primer trimestre. Entre ellos hubo siete violaciones, una más que en el mismo periodo del año anterior.

Las peleas o delitos de lesiones y riña tumultuaria también crecieron un 23,3%, mientras que el tráfico de drogas repuntó en un 37,9%. El delito más extendido en Sevilla, el hurto, también subió en un 5,9%. Hubo 4.467 hurtos entre enero y marzo. 

Todos estos datos han provocado que la estadística general de criminalidad crezca un 13% en Sevilla, pasando de 10.750 delitos registrados en el primer trimestre de 2018 a 12.152 en la misma etapa de 2019. La escasez de policías, tanto nacionales como locales, influye de manera directa en este balance.

Falta de policías

En el caso de la Policía Nacional, cuerpo que tiene las competencias en materia de seguridad ciudadana, el servicio no sólo se ve afectado por la falta de personal, sino también por la necesidad de atender custodias hospitalarias de presos, que restan policías de las calles. La Policía Local también sufre un déficit superior a los 300 agentes, aunque al menos este cuerpo cubre los grandes eventos de la ciudad a base de productividades y servicios extraordinarios.

Los delitos más graves son los únicos que no han crecido. No hubo ni un solo homicidio o asesinato consumado en la capital en los primeros tres meses de 2019. En grado de tentativa se registraron cinco, los mismos que el año pasado. Sí subieron los secuestros, que pasaron de 0 a 2.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios