Meteorología | la evolución de la ola de calor

La temperatura en el mes de mayo fue 1,4 grados más alta de lo habitual

  • La primera ola de calor ha dejado una máxima de 43,3 grados el pasado viernes

  • El mercurio baja levemente a partir de hoy

Un grupo de turistas se refresca en una fuente. Un grupo de turistas se refresca en una fuente.

Un grupo de turistas se refresca en una fuente. / Juan Carlos Vázquez

Un verano más cálido de lo habitual. Las previsiones que maneja la Agencia Española de Meteorología (Aemet) vaticinan que durante los próximos meses se registrarán en Sevilla temperaturas por encima de los valores medios habituales para esta época del año. La primavera que concluye este miércoles ya ha sido más calurosa de lo normal, con unas temperaturas que en el mes de mayo han estado 1,4 grados por encima de la media de la serie histórica. La ola de calor que ha azotado la Península durante los últimos días -que dejó una máxima de 43,3 grados en Sevilla el pasado viernes- es un avance de lo que puede deparar el verano.

FUENTE: Aemet. GRÁFICO: Dpto. de Infografía. FUENTE: Aemet. GRÁFICO: Dpto. de Infografía.

FUENTE: Aemet. GRÁFICO: Dpto. de Infografía.

Pinche aquí para ampliar el gráfico

A la espera de conocer los datos definitivos del mes de junio, se puede afirmar que la primavera en Sevilla ha sido "muy cálida". El mes de abril lo fue especialmente, con una desviación de la temperatura de hasta dos grados, situándose la media en 19,4 grados. El mes de mayo discurrió por los mismos derroteros, con un incremento de 1,4 grados. El mercurio marcó una media de 22,2 grados. La ola de calor que dio comienzo el pasado jueves ha dejado temperaturas muy altas en Sevilla. El día que se registró una medición más alta fue el viernes, con 43,3 grados; seguido del sábado, con 42,5; el domingo, con 41,6; y el lunes, con 40,7. En cuanto a las temperaturas mínimas, hubo dos días especialmente duros: el lunes (23,6) y el sábado (23,4). La media de estos días también fue extremadamente cálida, con dos días rozándose los 33 grados, cuando la media de las temperaturas máximas del mes de junio en su serie histórica es de 32,2 grados.

La primavera ha sido muy cálida en Sevilla y se espera que el verano también lo sea

Aunque la máxima de 43,3 grados que se registró el viernes es muy elevada, no ha superado el récord histórico cosechado el 27 de junio de 1965, cuando el mercurio se elevó en la capital de Andalucía hasta los 45,2 grados.

Meteorología baja este miércoles de naranja a amarillo el aviso por altas temperaturas en la provincia de Sevilla. Está previsto que se alcancen valores próximos a los 38 grados, como explicó a este periódico Luis Fernando López Cotín, delegado de la Aemet en Andalucía: "Las temperaturas van a descender en pequeñas cantidades, unos tres grados, debido a un cambio en los vientos. El fin de semana volverán a repuntar, con una máxima de 42 grados prevista para el sábado, y volverán a bajar a partir del lunes". La previsión oficial para la semana que viene dice lo siguiente: "A partir del domingo con la entrada de una DANA (Depresión Aislada de Niveles Altos) desde el Atlántico es muy probable un brusco descenso de las temperaturas comenzando por el oeste peninsular y extendiéndose hasta el área mediterránea probablemente entre el lunes y el martes. Las temperaturas recuperarán los valores habituales para la época del año".

El meteorólogo José Antonio Maldonado, director de eltiempo.es, explica en su blog que en estos últimos días de junio se han alcanzado en casi todas las regiones del país temperaturas con "valores claramente superiores" a los habituales. Maldonado afirma que el verano ha llegado para quedarse y añade que unas temperaturas tan altas como las registradas la semana pasada son más habituales en fechas más avanzadas.

Este año la primera ola de calor se ha adelantado a los últimos días de la primavera, mientras que el año pasado hubo que esperar a mediados de julio para que las temperaturas superaran los 40 grados. Sevilla ha afrontado en los últimos años importantes olas de calor que también han afectado al resto del país. Las más recientes han sido las del año 2015, la de 2003 o la de 1995.

Sevilla padeció importantes olas de calor en los veranos de 2015, 2003 y 1995

Meteorología considera como ola de calor un episodio de, al menos, tres días consecutivos en los que como mínimo el 10% de las estaciones registran temperaturas máximas por encima del 95% de su serie de temperaturas máximas diarias de los meses de julio y agosto del periodo de referencia de los últimos 30 años. En Sevilla, en el 60% de los días durante estos meses el mercurio se eleva por encima de los 35 grados y en el 25% de las jornadas, por encima de los 38 grados. El valor que se tiene que repetir en la capital andaluza es de 41,2 grados para que se considere ola de calor.

Tras los veranos de 2013 y 2014, que fueron más frescos de los normal, el mes de julio de 2015 resultó el más caluroso en Sevilla de los últimos 56 años. La ola de calor duró prácticamente un mes, del 27 de junio al 22 de julio. Apenas hubo días en los que las máximas bajaran de los 40 grados.

En el año 2003 también hubo otra larga ola de calor, que abarcó desde finales de julio a mediados de agosto. El primer día de agosto el mercurio en Sevilla marcó la máxima para este mes de la serie histórica: 46 grados. La temperatura más alta en julio se registró durante la ola de calor del año 1995: 46,6. La máxima absoluta de la capital fue el 6 de agosto de 1946: 47 grados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios