Sevilla

"El turismo de chancla y mochila también tiene derecho a venir"

  • El concejal de Turismo defiende que Sevilla no puede convertirse en Montecarlo, sólo apta para visitantes con un alto nivel de ingresos

Jesús Rojas, Antonio Muñoz y Antonio Jiménez presentaron los datos del turismo de congresos en las nuevas dependencias de Marqués de Contadero. Jesús Rojas, Antonio Muñoz y Antonio Jiménez presentaron los datos del turismo de congresos en las nuevas dependencias de Marqués de Contadero.

Jesús Rojas, Antonio Muñoz y Antonio Jiménez presentaron los datos del turismo de congresos en las nuevas dependencias de Marqués de Contadero. / belén vargas

Comentarios 5

La presentación del balance de Fibes coincide con la polémica suscitada las últimas semanas sobre el tipo de turismo que viene a Sevilla y las consecuencias de éste en la ciudad. Antes de que los periodistas le volvieran a preguntar sobre esta cuestión, el concejal del ramo, Antonio Muñoz, defendió que el sector vive un momento "histórico" en la ciudad a tenor de los últimos datos. Destacó el auge de los congresos como síntoma del turismo de calidad, pues este tipo de visitante realiza un nivel de gasto superior al de la media. "Si un turista normal gasta 130 euros al día en la ciudad, quien acude a un congreso desembolsa unos 400 euros", afirmó Muñoz.

Con esta aseveración, el edil socialista negó que "todo el turismo que venga a Sevilla sea de despedida de solteros, 'low cost' o de chancla y mochila". "En Sevilla cabe todo el mundo y también crecemos en hoteles de cuatro y cinco estrellas", defendió Muñoz, quien, a continuación, precisó que la solución a los problemas turísticos de Sevilla no pasan por convetir la ciudad en una especie de Montecarlo, "reservada para turistas con muchos ingresos". En este sentido, repitió que la capital andaluza está abierta a todo el mundo: "También a los visitantes de chancla y mochila, porque el turismo es, sobre todo, un derecho".

Sobre la aparición de una asociación que lucha contra la turistización de la ciudad, el concejal recordó una reciente encuesta en la que el 80% de los sevillanos no considera el turismo como un problema. No obstante, reconoció la necesidad de contar con una ordenanza municipal que controle y regule la actividad de los pisos turísticos y que evite que su proliferación acabe "echando" de los barrios a sus habituales residentes.

Muñoz llamó a la calma y recordó que "Sevilla no tiene el grado de saturación que sufren otras ciudades europeas, como Barcelona o Venecia". También pidió a los empresarios del sector que "no duden" en invertir en estos momentos, ya que la demanda turística "va a seguir creciendo", como demuestran los datos de previsión en Fibes. El concejal destacó que uno de los beneficios del turismo de congresos es la "desestacionalización", pues la mayoría intentan celebrarse en temporada baja.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios