La crónica

Los vecinos de la Alameda reclaman más policías

  • Los residentes se quejan no sólo de la movida, sino del vandalismo, ya que los edificios han sufrido pintadas

Comentarios 13

Los vecinos de la Alameda de Hércules creen que todavía es necesaria una mayor presencia policial en esta zona del centro para garantizar el derecho al descanso. Así lo expuso a este periódico la presidenta de la asociación de vecinos Casco Histórico, Ana Sosbilla, que aseguró que siguen celebrándose botellonas en la plaza pese a que cada noche de los fines de semana una decena de policías locales trabaja para impedirlas.

“La movida sigue siendo un problema aquí. Hacen falta más policías y no sólo eso, sino medidas más drásticas. Hemos planteado este asunto al Ayuntamiento y a la Junta, pero hacen caso omiso. Los chavales que se ponen a beber en la plaza siguen haciendo lo que les da la gana por mucha Policía que haya”. La representante vecinal apuntó que ha recibido numerosas quejas de los residentes en el barrio sobre una serie de pintadas realizadas en las paredes de los edificios.

“Desde la calle Torneo hasta la Alameda nos han pintado todas las casas con sprays. Tenemos todo el barrio hecho un asco. Sabemos que son los mismos que se reúnen allí a realizar botellonas. También nos rompen cristales en las puertas y dejan mucha suciedad”, apuntó la representante de la asociación Casco Histórico.

Por su parte, la presidenta de la plataforma Por el Derecho al Descanso, Dolores Dávila, destacó hace unos días el mayor celo policial para controlar la movida, pero censuró la permisividad horaria con las terrazas. Sobre la construcción del botellódromo, Dávila se mostró recelosa. “Lo creeré cuando lo vea publicado en el BOP, porque el Ayuntamiento de Sevilla lleva años prometiendo sin éxito que pondrá un botellódromo”. La representante de esta plataforma cívica expuso que sigue recibiendo quejas y denuncias vecinales de zonas de la capital como la calle Betis, Los Remedios, el centro y la Macarena, que siguen sufriendo las consecuencias de la movida nocturna.

Apercibimiento, retirada de las bebidas y sanción de 300 euros

El procedimiento habitual en las multas de la Policía Local por la ley antibotellón consiste en apercibir primero al infractor e informarle de que la práctica de beber en la calle está considerada ilegal por la ley andaluza 7/2006. La Policía requisará entonces las bebidas. Sólo en el caso de que el infractor continúe bebiendo será multado con una cuantía de hasta 300 euros. En la práctica, lo habitual es que no se llegue a la multa y que la persona en cuestión se vaya del lugar en el que está bebiendo en cuanto aparecen los vehículos policiales. No es necesario que alguien esté bebiendo para ser multado, ya que la ley deja a criterio de los agentes municipales la potestad de sancionar a toda aquella persona que esté alterando la convivencia ciudadana y el derecho al descanso de los vecinos.

El Ayuntamiento licitará este mes la explotación del ‘botellódromo’

El Ayuntamiento de Sevilla licitará este mes la explotación del botellódromo que se está construyendo en la bancada de la Expo, en la Isla de la Cartuja. El recinto de ocio nocturno, que llevará por nombre Seviocio, contempla la habilitación de una superficie de 20.000 metros cuadrados, con todo tipo de servicios y dotaciones. El botellódromo tendrá autobuses nocturnos, paradas de taxis y aparcamientos y será explotado por empresarios del sector de la restauración, la hostelería y los locales de ocio. El Consistorio está a la espera de que la Secretaría Municipal dé su informe favorable al pliego de condiciones para publicar en el Boletín Oficial de la Provincia las bases del concurso para la explotación de este espacio, un trámite que podría estar solventado en días y permitirá licitar el proyecto durante el mes de agosto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios