Sevilla FC

Berizzo aprueba la primera evaluación

  • El crédito del argentino sigue examinado en una semana clave con dos citas que pueden relanzarlo.

  • El del Spartak es un duelo decisivo y en el del Barça importa la imagen.

Berizzo marca una zona del campo en el entrenamiento de ayer. Berizzo marca una zona del campo en el entrenamiento de ayer.

Berizzo marca una zona del campo en el entrenamiento de ayer. / josé ángel garcía

Aunque se hable desde dentro de una recuperación futbolística, ahora mismo la balanza está aún en el lado negativo. La semana trágica de Eduardo Berizzo en el Sevilla estuvo compuesta por tres derrotas, dos de ellas señaladas en rojo por sangrantes goleadas recibidas en Moscú (5-1) y en Valencia (4-0), y a día de hoy el crédito del técnico en Nervión no está restañado al completo.

La victoria ante el Leganés ha supuesto aprobar un primer examen, pasar una primera evaluación, pero el entrenador argentino tiene ante sí otras dos más exigentes que la del pasado sábado, una mañana mismo por la noche en un partido que puede marcar la temporada en lo deportivo y en lo económico, puesto que el Spartak de Moscú a priori era el rival a batir en un grupo en la Liga de Campeones en el que está presente el Liverpool, el favorito al primer puesto. No hay que olvidar que con el presupuesto que aprobó el Sevilla en su día estar al menos en octavos de final es necesario, máxime cuando el sorteo deparó que el equipo del Toto estuviera encuadrado en uno de los grupos menos fuertes de la máxima competición continental a nivel de clubes.

Después, el sábado, la visita al Camp Nou siempre es un termómetro más del momento por el que atraviesa un equipo. Quizá más que el resultado, pues al margen de éste con la dificultad que tiene tutear al Barcelona en su hábitat natural, la afición sevillista en estos casos suele fijarse mucho en la imagen que ofrezca su equipo en un escenario así. Si sale con ambición o si, por el contrario, comparece con complejos y más preocupado de defender.

De cualquier forma, en general el juego aún no convence. El Sevilla, aunque volvió el sábado a los puestos europeos, no está ahora mismo en sus objetivos en la Liga y el propio Óscar Arias lo reconoce. "Todavía estamos en el camino del rendimiento que todos queremos. De momento competimos, estamos arriba, tenemos un partido muy importante que si lo sacamos estaremos en la línea de lo que queremos y esperemos que la línea vaya cuadrando", indicó ayer en una tertulia el director deportivo sobre el entrenador y el momento actual de asimilación de su modelo.

Berizzo es consciente de que la semana en la que estamos es importante para él en su tarea de recuperar el crédito perdido, limpiar el proyecto de esas pequeñas dudas -y no tan pequeñas- que le impidan seguir avanzando en la construcción del Sevilla que el cordobés desea y que todos los seguidores esperan.

Un triunfo convincente ante el equipo ruso que hizo al Sevilla pasar hace dos semanas por el momento más duro de la historia reciente del club en su periplo europeo puede ser suficiente y tener su importancia de cara a la visita al Barcelona. Ir al Camp Nou después de ganarle bien al Spartak, con la afición contenta y con tres puntos en la clasificación, no sería para nada lo mismo que hacerlo con dudas renovadas y otra vez con el entrenador más relacionado con críticas que con elogios por parte del entorno.

Berizzo y el Sevilla están en una semana clave, que puede marcar muchas cosas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios