Sevilla-Levante

Chicharito y la Liga, un lento reencuentro

Chicharito aplaude a un compañero junto a Joan Jordán. Chicharito aplaude a un compañero junto a Joan Jordán.

Chicharito aplaude a un compañero junto a Joan Jordán. / SFC

El Sevilla gestionó su fichaje sobre la bocina, el fin de semana entre el 30 de agosto y el 1 de septiembre. El 2 de septiembre fue presentado Chicharito Hernández con una enorme expectación e inmediatamente se incorporó a la selección de México. Ya se habían disputado tres jornadas de Liga, por el descuadre entre el calendario liguero y el del mercado. Pero debutó con la camiseta del Sevilla a la primera ocasión, con motivo de la visita a Mendizorroza. Relevó a De Jong y jugó 34 minutos con el Alavés. Pero luego apenas ha tenido dos apariciones más en la Liga.

El reencuentro entre Chicharito y la Liga está siendo más lento de lo esperado. Tres ratos y 66 minutos en ocho jornadas –en cinco en realidad, pues se incorporó para la cuarta– es el bagaje del internacional mexicano, quien curiosamente no fue convocado en este segundo parón por selecciones, con lo que estas dos semanas han sido aprovechadas por él para profundizar en el conocimiento de la plantilla, de los compañeros, de la ciudad... Ha paseado con su mujer por Sevilla y está encantado. Ya brilló en la Liga Europa, dos goles en dos titularidades, pero la Liga lo sigue esperando.

Precisamente la patronal de clubes, conocedora de su poder mediático y su efecto multiplicador de la marca LaLiga allende el Atlántico, lo recibió en septiembre a bombo y platillo. "Top Chicharito, máximo goleador de la historia de la selección de México, ¡vuelve a LaLiga Santander!".

En su país el seguimiento de cada paso del delantero es continuo. Esta misma semana, El Universal, diario de referencia de México, ha publicado un reportaje especial a doble página sobre el delantero. "Chícharo, la ilusión andaluza", titula el rotativo, que recoge palabras de José Castro, de Monchi, de Lopetegui, sobre lo que significa el jugador para el Sevilla: un delantero de perfil distinto, un viejo anhelo, un futbolista con elevadísimo poder mediático...

Pero la Liga lo sigue esperando, tras tres apariciones fugaces e intrascendentes ante Alavés, Madrid y Barcelona. La afición debate sobre De Jong y Dabbur, pero Chicharito sigue esperando su reencuentro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios