Sevilla FC

Frenazo al idilio de Sampaoli

  • El técnico argentino ha pasado en un mes del elogio generalizado a la crítica: el bajón del Sevilla ha desembocado en que peligre la tercera plaza liguera y la eliminación en los octavos de la 'Champions'.

  • Los medios catalanes lo descartan como candidato al banquillo del Barcelona.

Sampaoli, en la banda del King Power Stadium. Sampaoli, en la banda del King Power Stadium.

Sampaoli, en la banda del King Power Stadium. / EFE

El técnico argentino Jorge Sampaoli vivió en el último mes en un nuevo ejemplo de las azarosas urgencias del fútbol, pues pasó del elogio a la crítica mientras el Sevilla perdía fuerza hasta quedar eliminado en la Liga de Campeones.

En las últimas semanas, su equipo se fue quedando progresivamente sin títulos por los que luchar. Primero fue la Copa del Rey, luego se alejó de la Liga y finalmente llegó la caída en la Champions.

Su derrota por 2-0 ante el Leicester el martes y su eliminación de la máxima competición europea tuvo mucho de tragedia, pues lo tuvo en la mano y lo acabó tirando por una mezcla de errores individuales y malas lecturas de los partidos. Sí, le faltó la experiencia, el cuajo de los grandes clubes en un torneo así, que tanto castiga las desatenciones.

El Sevilla desperdició un penalti en la ida y otro en la vuelta, algo que sólo encuentra un precedente en la historia de la Liga de Campeones. Ocurrió en 2013 con el Bayern Múnich, aunque no afectó a su clasificación ante el Arsenal. En el caso del Sevilla, sí resultó fatal.

No sólo eso, sino que el francés Samir Nasri se autoexpulsó por una pelea sin sentido con Jamie Vardy cuando ya tenía una tarjeta amarilla. Pieza fundamental para Sampaoli, dejó a su equipo por detrás en la eliminatoria y en inferioridad numérica.

Pero es que el propio Sampaoli tampoco pudo ver el final del partido porque fue expulsado a siete minutos de la conclusión. Fue su segunda expulsión en esta Liga de Campeones, una reincidencia que le costará varios partidos de sanción.

Lo cierto es que hace 60 años que el Sevilla no se clasifica para los cuartos de final de la máxima competición continental. No lo pudo tener más cerca, y más recordando que el partido de ida llegó a ir ganando 2-0 al Leicester.

El conjunto inglés, que después de su sorprendente título de la Premier League el año pasado está luchando esta temporada por evitar el descenso, acabó sacando un 2-1 en Sevilla que se demostró crucial al final.

Correa, abatido al final del encuentro ante el Leicester. Correa, abatido al final del encuentro ante el Leicester.

Correa, abatido al final del encuentro ante el Leicester. / EFE

"Fracasó el planteamiento de Sampaoli", aseguró As, mientras Marca recordó el último mes del conjunto sevillista para asegurar que "este equipo ya no da para más". Sendos empates en las dos últimas jornadas de la Liga sirvieron de aviso para un Sevilla que dejó de pelear el título, ya a cinco puntos del Real Madrid, y éste con un partido más por jugar.

Durante el último mes, el conjunto de Sampaoli se fue cayendo físicamente y varios futbolistas clave -Vitolo, Nasri o Steven N'Zonzi- entraron en un túnel de baja forma. El preparador argentino tampoco ofreció soluciones colectivas, como criticó la prensa española.

De tal forma que el nombre de Sampaoli pasó de ser candidato a entrenar al Barcelona a desaparecer de la lista de favoritos. Así, la emisora Catalunya Radio aseguró este miércoles que el Barcelona ya descartó contratar al argentino como sucesor de Luis Enrique.

Por contra, la prensa apunta que el Sevilla, en uno de sus habituales gestos, ofrecerá en breve la renovación del contrato a Sampaoli. Un golpe de confianza para un final de temporada complicado.

Así, el único objetivo del Sevilla, campeón de la Liga Europa las tres últimas temporadas, pasó a ser asegurar la tercera posición que actualmente ocupa en el campeonato español y que da derecho a clasificarse de forma directa para la próxima Champions. Aventaja en cinco puntos al Atlético de Madrid, precisamente su rival de la próxima jornada. Un partido que no le puede llegar en peor momento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios