Sevilla FC | El gol de Puerta Palop: "El gol dentro de un estadio que más he escuchado gritar"

  • El legendario portero habla de cómo ha superado el Covid-19 y participa del recuerdo que el club hace del aniversario de la semifinal contra el Schalke 04

  • Monchi, como el club, que repetirá hoy aquel partido, también lo rememora: "Fue una explosión, una manera de sacar fuera los malos momentos vividos"

Monchi, abrazado por Palop en la celebración del título de Copa de 2010. Monchi, abrazado por Palop en la celebración del título de Copa de 2010.

Monchi, abrazado por Palop en la celebración del título de Copa de 2010. / R.S.

Andrés Palop también ha participado del aniversario que está celebrando el Sevilla. Este lunes, sin Feria por el coronavirus, se cumplen 14 años de aquel 27 de abril de 2006 en el que Antonio Puerta le cambió la vida al club de sus amores. Aquel jueves de Feria está siendo recordado con distintas iniciativas. El Sevilla repetirá en su televisión oficial el partido esta noche (21:30) y ha pedido a los aficionados grabarse cantando de nuevo el gol y publicarlo en Twitter con el hashtag #GoldePuerta. Y Palop recordó también en SFC Radio aquel momento.

El ex portero mantiene vívida las sensaciones de aquella noche única, mágica y memorable. "Yo siempre lo he dicho. Para mí ha sido el gol de todo lo que he vivido en un terreno de juego, en un estadio, que más se ha escuchado gritar a la gente, que más se ha celebrado, que más se ha notado en el césped. Fue algo increíble. Fue un gol con el que, como ha dicho Monchi, la gente sacó todo lo que tenía dentro. Sonó como el doble o el triple de fuerte... Mira que hemos ganado goles en finales, goles importantísimos. Pero como ese no ha habido ningún otro. Fue extraordinario vivirlo desde allí dentro".

"Cuando marcó Antonio fue una explosión de alegría", añadió el portero de L'Alcudia. "Nos quitamos de encima los años anteriores, eso se vio en todo el estadio cuando estalló. Para mí fue el gol que más he escuchado gritar a la gente, que más se ha notado desde el césped. Fue algo increíble. Sonó como el doble o el triple de fuerte, y mira que hemos marcado goles en finales, pero como ese, ninguno. Fue extraordinario vivirlo desde allí dentro". 

También habló de otros momentos especiales para él. "El Sevilla ha marcado mi vida. Lo es todo para mí y lo seguirá siendo. He vivido momentos increíbles, con la afición y con todos en el club. La gente que me sigue sabe el cariño que le tengo al Sevilla y siempre me acuerdo con muchos vídeos y fotografías de lo que fue todo aquello. Estos días, estando solo, he podido acordarme mucho de mi etapa en Sevilla". 

Preguntado por algún instante en concreto que es imborrable para él, dijo: "Me quedo con el abrazo de Monchi en Glasgow al final del partido. Ese abrazo de tu director deportivo fue muy importante. Yo venía de una situación difícil y él apostó por mí. Ahí todo pasa a un segundo plano. Uno busca la confianza y ese mensaje que Monchi me dio significó muchísimo para mí, era lo que necesitaba en ese momento". 

El meta acaba de pasar el coronavirus. Ahora está en cuarentena en su casa, cerca ya de poder abandonar el aislamiento. "Me quedan dos días de estar aislado en la habitación aún, pero me encuentro muy bien, sin síntomas. Gracias a Dios hemos podido superar esta situación confusa y con mucha incertidumbre. Llegas a tener miedo, porque no sabes exactamente cómo va a evolucionar. Ahora sabes que hay que valorar mucho más todo lo que tenemos". 

Monchi también recuerda aquel gol

Mientras Palop hablaba, fue sorprendido con la llamada de Monchi, que habló de lo que significó el meta valenciano en aquel Sevilla de Leyenda. "Afortunadamente ha tenido un alto porcentaje de importancia en los éxitos. Si tengo que elegir posiblemente me quede con el último penalti de Glasgow, pero quizás no nos acordemos del partidazo que hizo en la final de Copa ante el Atlético. Más allá de lo de Glasgow, ha sido muy importante en muchas eliminatorias. Creo que pasará como uno de los mejores, si no el mejor portero de nuestra historia".

Lógicamente, Monchi también rememoró aquel momento del zurdazo de Puerta hacia la gloria, aquel jueves de Feria. "Fue una explosión de alegría. Yo soy pesimista por naturaleza y a los diez segundos ya pensaba en que nos iban a atacar, pero fue una manera de sacar fuera los momentos malos vividos. Aquello fue una algarabía tremenda", dijo.

"En ese partido se dan muchas circunstancias que habían pasado desapercibidas y que quizás ya se puedan contar", añadió contextualizando la vuelta de la semifinal ante el Schalke 04. "Fue el primer partido como director deportivo después de mi intento de marcha al Almería, porque la ida la viví como aficionado, en la colina de Gelsenkirchen, después de pasar una varicela. El partido del Barcelona en casa no se pudo jugar por la lluvia y luego llegó la vuelta. Lo viví con muchos nervios y luego disfrutando mucho en la Feria por si era la última vez que vivíamos algo así. A todos nos cambió la vida a partir de ahí, viviendo cosas que no habíamos soñado ni pensado".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios