Sevilla FC

Rakitic y el esquivo reto del Camp Nou

Rakitic desciende del avión que trajo al Sevilla de vuelta de Budapest. Rakitic desciende del avión que trajo al Sevilla de vuelta de Budapest.

Rakitic desciende del avión que trajo al Sevilla de vuelta de Budapest. / Sevilla FC

Bien pronto le ha llegado a Ivan Rakitic el partido más especial que va a vivir, de forma particular, esta temporada. El Barcelona-Sevilla que cierra esta quinta jornada, aunque en realidad para ambos es la tercera, significa la vuelta del suizo-croata al que ha sido su hogar futbolístico durante las últimas seis temporadas, en las que ha ganado nada menos que 13 títulos como azulgrana. Será una jornada de sensaciones contrapuestas para el ya ex internacional croata, que a su vez está poniendo todo su afán en devolver la confianza y las expectativas que ha puesto en él el sevillismo en su regreso a Nervión.

Se trata, además, del partido más difícil que afronta cada año el Sevilla. El Camp Nou, ese hogar balompédico de Rakitic durante las últimas seis temporadas, es el estadio donde más veces ha perdido el equipo de Nervión de toda la Liga. Concretamente, han sido 59 derrotas en los 76 encuentros de Primera División que ha jugado allí el equipo blanquirrojo, que sólo puede presumir de haber salido invicto en 17 ocasiones:11 empates más media docena de victorias.

La última sigue recordándose como una proeza cada vez más lejana en el tiempo, acaecida el 15 de diciembre de 2002: aquel 0-3 con goles de Casquero y Toedtli, éste por partida doble, que le acarreó a Joan Gaspart una tremenda bronca que aguantó con solemne estoicidad.

No se puede obviar que el Sevilla sí logró ganar en el Camp Nou en la Copa del Rey que terminaría levantando allí mismo en 2010. Fue en una memorable noche de Reyes Magos, la víspera de la Epifanía y mientras la Cabalgata paseaba por Sevilla. Pero ni siquiera Rakitic había aterrizado aún en Nervión, algo que haría justo un año después, en enero de 2011, para significarse como un alto símbolo del club hasta su marcha como capitán en 2014, tras levantar la tercera Europa League.

Durante su periplo azulgrana, Rakitic ha participado en doce encuentros de Liga contra su querido Sevilla:8 victorias, 3 empates y una sola derrota, la que logró el equipo de Unai Emery el 3 de octubre de 2015 en Nervión (2-1). Hoy se cumple un lustro de aquello. El suizo-croata ha sido demasiadas veces verdugo del Sevilla, incluidas las dos finales de la Copa del Rey y la de la Supercopa de España jugada en Tánger... Y ahora tiene el doble afán de restañar esas afrentas y de demostrar que ha vuelto al Sevilla para dar ese salto en la Liga y en la Champions que él mismo anunció cuando fue de nuevo presentado como futbolista blanquirrojo.

Pero Rakitic aún no está en la forma más óptima. Le está costando hacerse con ese rol de líder en el centro del campo para el que lo fichó Monchi. De hecho, Julen Lopetequi lo ha tenido que sustituir en dos de los tres partidos oficiales de la nueva temporada. En la Supercopa de Europa ante el Bayern Múnich en el minuto 56. Y este jueves frente al Levante, en el minuto 61. Una horita de juego es escaso bagaje para un futbolista que, en cambio, sí ha podido marcar ya su primer gol en esta nueva etapa en el Sevilla: el definitivo 1-3 en Cádiz, en el minuto 94.

Aquella noche negra de De Jong

El partido será muy especial para él y puede serlo también para el delantero que elija Lopetegui, cuyo once titular ante el Barcelona presenta varias dudas en las que el 9 se lleva seguramente la palma. En el Camp Nou vivió su noche más negra como sevillista Luuk de Jong. Aún con Ernesto Valverde en el banquillo, el Barça aprovechó un bache tras el inicio fulgurante del Sevilla, con claras ocasiones de gol del holandés, para finiquitar el partido en apenas 8 minutos, del 27 al 35. 

Posteriormente, el delantero holandés se borró aquel estigma con goles clave, sobre todo los de la semifinal y la final de la Europa League. 

De Jong fue decisivo también en el triunfo del Sevilla en Cádiz, pues marcó el de la igualada. Ypuede ser el baluarte ofensivo de Lopetegui para tratar de superar la presión adelantada del Barcelona. O puede que se decante por En-Nesyri, cuya mayor velocidad en carrera, y su golazo al Levante, le ofrecen bazas importantes para ser de la partida. Tampoco tiene por qué ser trascendente quién sea el titular. Hasta ahora han sido los cambios los que han resuelto los partidos...

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios