laliga 1,2,3 | reus-sevilla atlético

Repetitivo hasta la indigestión (2-0)

  • El Sevilla Atlético suma su decimosexta derrota de la temporada tras caer en casa del Reus. Ondoa consiguió detener un penalti, pero se mostró mal colocado en el primer tanto local.

Un lance del partido del Sevilla Atlético en Reus. Un lance del partido del Sevilla Atlético en Reus.

Un lance del partido del Sevilla Atlético en Reus. / SFC

Comentarios 1

La historia se repitió. ¿Otra vez? Sí, otra vez. El Sevilla Atlético va camino a la Segunda División B por la vía rápida después de sufrir ante el Reus la decimosexta derrota de la temporada. El equipo de Luis García Tevenet, una vez más, se mostró inoperante del medio del campo en adelante, donde Carlos Fernández es una isla a la que sólo los pelotazos lejanos lo nutren de balones. Y cuando le llegan, porque muchas veces el egoísmo de algunos de sus compañeros que intentan hacer la guerra por su cuenta y pecan de excesivo individualismo.

La historia de las derrotas se repiten, sí, pero también lo hacen algunos de los penosos arbitrajes que recibe el filial sevillista. En el primer gol, que es cierto que llegó tras un buen pase de Mayordomo a la espalda de la zaga sevillista, Lekic está en fuera de juego. Lo más sangrante es que el juez de línea lo tiene enfrente y es incapaz de levantar el banderín. También el penalti señalado a Cristian González, en el que no toca a Querol, o la expulsión de Carlos Fernández con el tiempo cumplido son señales que demuestran el poco respeto que tienen al equipo que, sin necesidad de empujones, viaja hacia el abismo por deméritos propios.

El guión de partido, el habitual. El Sevilla Atlético sale bien y termina difuminándose a los pocos minutos, quizás fruto de la crítica situación que atraviesa. La confianza es clave, y si los resultados no acompañan, es habitual que se precipite el desgaste.

Pese a ello, el filial gozó de varias ocasiones interesantes en los primeros compases de partido, todas ellas, fruto de unas líneas de presión altas. Entre Chacartegui y Carlos Fernández recuperaron una pelota que llegó a la frontal para que Lara disparara a las manos del meta local, mientras que tras un robo de Yan Brice, la pelota llegó a Curro en carrera, que lanzó demasiado forzado.

Tras estas dos acciones, el filial terminó diluyéndose cual azucarillo y fue cuando el Reus comenzó a tomar más protagonismo y a merodear con más peligro el área sevillista para tentar a un dubitativo Ondoa, que tuvo su mayor intervención pasada la media hora, después de que el árbitro señalara un penalti de Cristian González a Querol. El meta camerunés detuvo bien el lanzamiento de Ledes desde los once metros.

Quizás influenciados por la buena parada del guardameta, el Sevilla Atlético intentó cerrar la primera parte con algo más de protagonismo, con dos disparos de Carlos Fernández y de Curro, este de falta, con los que demostrar garra.

Tras el paso por vestuarios, el Sevilla Atlético gozó de la mejor ocasión de todo el partido. Carlos Fernández se disfrazó de asistente y colocó una precisa pelota a la espalda de la defensa para Pozo, que no consiguió batir a Badia. Curro, con otro disparo desde la frontal, intentó sorprender al meta local, sin fortuna.

Y, como ocurrió en la primera parte, el Reus tomó el protagonismo tras unos minutos de dominio sevillista. Lo hizo para abrir brecha en el marcador. Una contra guiada por Juan Domínguez llegó a Mayordomo, que puso un buen balón a un Lekic que estaba en fuera de juego. El atacante, pese a lo escorado, consiguió batir a un descolocado Ondoa.

Pudo encontrar el Sevilla Atlético el empate si Curro hubiera estado más acercado con un lanzamiento de falta que se topó con la madera. Pero lo que llegó fueron la expulsión de Carlos Fernández tras ver dos amarillas en apenas tres minutos y la sentencia en el marcador. Con el filial volcado, con Ondoa incluso subiendo a rematar un córner, el Reus salió a la contra y mató el partido con el tanto de Carbia a puerta vacía.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios