Sevilla FC Ben Yedder, el goleador que no convencía a casi nadie

  • El delantero ha alcanzado su mejor registro de goles en Nervión a falta de 12 jornadas para el final

Ben Yedder golpea el balón en el último entrenamiento. Ben Yedder golpea el balón en el último entrenamiento.

Ben Yedder golpea el balón en el último entrenamiento. / José Ángel García

Comentarios 0

Ben Yedder fue uno de los caballos de batalla de la planificación en verano. Joaquín Caparrós contó con él de inicio después de disfrutar de sus cualidades en los cuatro partidos que dirigió al Sevilla al final de la temporada. Le comentó a José Castro que tenía que ser uno de los pilares del nuevo proyecto, antes de que éste le ofreciera el cargo que terminaría aceptando de director de fútbol. Luego, Pablo Machín tuvo la misma reticencia que otros predecesores a considerarlo como el goleador del Sevilla. Y le mandó mensajes directos sobre su implicación. No llegó la oferta esperable y se quedó... para bien de Machín y de Caparrós.

En El Alcoraz, el menudo delantero franco-tunecino alcanzó su mejor registro de goles desde que está en Nervión. En 40 partidos ha marcado los mismos 22 tantos, con el penalti que marcó ante el Huesca, que hizo en los 42 partidos totales que disputó el pasado curso. En la anterior campaña, con Jorge Sampaoli, que tampoco lo tuvo como santo de su devoción, marcó 18 tantos en 42 partidos.

En sus tres temporadas ha marcado prácticamente la misma ratio goleadora de un tanto cada 126 minutos, 125 en la temporada pasada. Pero, por ejemplo, ha mejorado en su influencia en el juego. La primera temporada alcanzó las 6 asistencias de gol, la segunda bajó a 5, y en esta, con casi un tercio de Liga aún por disputarse y con la Europa League abierta, lleva ya 8. Y su influencia en el juego ha sido clave.

Pablo Machín tuvo que rectificar su dibujo inicial para incluir a Ben Yedder junto a Andre Silva arriba. Y ahora el que parece sobrar en el dibujo es el luso, una vez que ha quedado claro que no es tampoco ese delantero de referencia que solicitó el soriano cuando no estaba convencido con Ben Yedder. El franco-tunecino estuvo en verano en el epicentro del debate de la planificación. Aunque Caparrós apostó por él. Y ahora, otra vez, es el salvador del Sevilla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios