Sevilla FC Sólo tres tiros a puerta concedidos y segundo más rematador

  • El Sevilla es pétreo en defensa, pero rentabiliza poco ser el segundo equipo que más remata de la Liga, con 15,3 disparos por partido

El Sevilla es líder tras la disputa de las cuatro primeras jornadas. Nada que objetar, ¿o sí? Hasta ahora, el equipo de Julen Lopetegui ha mostrado claramente su definición de equipo de autor, con sello, personalidad y unas características muy determinadas e identificables. Los números también lo ratifican: es un bloque sólido, pétreo, que apenas concede ocasiones a los rivales, que tiene más posesión que el contrario, que juega mucho en campo enemigo y que llega muchísimo al área del contrincante. Pero también que rentabiliza muy poco todo su caudal ofensivo.

Es el fuerte contraste entre lo que produce y lo poco que deja producir y que, sin embargo, puede costarle algún susto como el que dio Manu García al final del partido en Mendizorroza, con un cabezazo sobre la bocina que hubiese sido un jarro de agua fría igual que el gol de Denis Suárez en Nervión.

Estadísticas de las cuatro primeras jornadas. Estadísticas de las cuatro primeras jornadas.

Estadísticas de las cuatro primeras jornadas.

Al Sevilla de Lopetegui le llegan poquísimo. De hecho, sólo ha concedido tres tiros entre los tres palos en las cuatro jornadas disputadas, pese a que tres han sido a domicilio. De esa manera, en las estadísticas Vaclik aparece como protagonista únicamente de dos paradas: las dos al Espanyol en la primera jornada y ni una más. Uno de los tiros que fue a puerta fue el gol del Celta.

Es cierto que el Granada le creó inquietud y llegadas que pudieron ocasionar peligro, también que el Alavés pudo empatar al final del partido. Pero eso responde más a la incapacidad para trasladar al marcador todo el caudal ofensivo que genera, no tanto a las fisuras de un sistema defensivo muy bien cimentado.

El Sevilla es el segundo equipo que más dispara por partido, con 15,3 remates. Sólo lo supera el Madrid (20,3) y está por delante de una máquina ofensiva como el Barcelona (14). Pero sólo ha marcado cinco goles y dos de sus tres victorias han sido por la mínima y con el riesgo de quedarse con el amargo sabor de un único punto, como le pasó ante el Celta, pese a datos de posesión muy superiores a los de los rivales, así como datos de llegadas y remates como para haber sacado más. Es la asignatura pendiente del equipo de Lopetegui.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios