Sevilla - Villarreal | La previa La anhelada continuidad

De Jong, Chicharito, Franco Vázquez, Banega y Dabbur, en un rondo durante la sesión previa. De Jong, Chicharito, Franco Vázquez, Banega y Dabbur, en un rondo durante la sesión previa.

De Jong, Chicharito, Franco Vázquez, Banega y Dabbur, en un rondo durante la sesión previa. / Víctor Rodríguez

Hasta al Barcelona del recuperado Messi le cuesta mantener la continuidad. Es el gran anhelo en una Liga que aún busca el encaje hegemónico de su aristocracia y en la que incluso los equipos de la zona baja pueden dar un sofocón. La forma angustiosa con la que los aficionados sevillistas vivieron el último tramo del triunfo ante el Leganés es la mejor prueba de una igualdad que no permite confianzas. He ahí el mérito sordo del Sevilla de Julen Lopetegui, que sigue echándoles el aliento en el cogote a Real Madrid y Barcelona cuando se acerca el parón de Navidad, precisamente por esa igualdad que hace que fallen todos de vez en cuando. Ayer no pasó del empate el Barça y hoy el Sevilla recibe al muy incómodo Villarreal con la intención de arañarle puntos.

No se trata ya de aspirar a luchar por el título de Liga, ni muchísimo menos. Eso sí que sigue siendo una quimera. Se trata simplemente de darle continuidad a esa buena trayectoria que tuvo un levísimo traspié en el empate en Pamplona, con un hombre más sobre el campo durante más de media hora y la sensación final de que el Sevilla se dejó dos puntos en El Sadar, como reconocieron desde Lopetegui hasta los propios jugadores que se dejaron sus tobillos en la batalla frente al aguerrido equipo rojillo.

Onces probables Onces probables

Onces probables / Infografía

Y no será fácil, pues enfrente estará un equipo con mucho más fútbol que puntos, como ya advirtió Lopetegui, aunque aterrizará en Nervión con una ausencia de peso, pues Santi Cazorla, el rejuvenecido catalizador del juego amarillo, no ha superado el esguince de tobillo que lo ha dejado varado en las dos jornadas previas. Seis partidos lleva sin ganar el conjunto de Javi Calleja, que llegará con el ex sevillista Iborra como titular, en su primer regreso a Nervión desde su marcha a Inglaterra en 2017, con el también ex sevillista Bacca como amenaza amarilla en el banquillo y con el canterano Alberto Moreno, pretendido este verano como alternativa de peso para el lateral izquierdo, fuera de la convocatoria por una lesión en el bíceps femoral.

Pero, volviendo al Sevilla, el caudal de fútbol que emanó de la pierna derecha de Banega en Pamplona, con constantes pases a la espalda de la zaga del Osasuna, no fue aprovechado por la delantera sevillista, y hoy se presenta otra oportunidad para que ese fluir ofensivo tenga una mejor respuesta en la fase decisiva del fútbol: el gol. Y ahí surge el debate de nuevo sobre la delantera del Sevilla. ¿Cuál será la elección de Lopetegui en esta ocasión? ¿Chicharito de nuevo o De Jong, visto que Munir solamente cuenta para el técnico guipuzcoano partiendo de una de las bandas?

Es la gran incógnita, aunque viendo el reparto de esfuerzos y que el mexicano jugó el partido completo en Pamplona y repitió como titular en Chipre, hasta que fue sustituido en el descanso por Dabbur, todo apunta a que será el holandés el que vuelva a ser la referencia ofensiva de un Sevilla que no ha logrado el triunfo en sus dos últimas ausencias. Habrá quien vea como simple casualidad que el Sevilla no ganase en Pamplona y perdiese en Nicosia sin De Jong. Y habrá quien lo justifique como causalidad, dado que a causa de su aportación a la estructura del equipo el comportamiento del Sevilla parece mejorar con él por mucho que su tosquedad futbolística invite a pensar lo contrario.

Dos goles lleva De Jong en 13 partidos de Liga y eso recrudece el debate, aunque en éste se olvida que Munir, tras su golazo en Pamplona, también se ha reivindicado para ser delantero centro, y no atacante desde una banda. Pero se vuelve ahí a la estructura del equipo que tiene al Sevilla de Lopetegui tercero en la Liga...

En las bandas, por cierto, volverán a faltar los dos futbolistas más habituales: Ocampos cumple su tercer partido de sanción y Nolito no llega. Por ahí se abre la posibilidad de que Munir repita en una banda, la derecha, para que Óliver Torres siga en la izquierda y dote así de más fútbol a un Sevilla que podría tener un centro del campo de mucho toque con Banega y Franco Vázquez, que sí tiene gol, en lugar de Joan Jordán. Será una batalla por la posesión, pese a que no estará Cazorla. Una batalla en la que el Sevilla defiende su derecho a seguir en el tren de los hegemónicos aristócratas de la Liga ante el necesitado Villarreal de Iborra y Bacca, esos viejos amigos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios