Sevilla FC

Suso, la ausencia que nadie recuerda

Suso, durante un entrenamiento en la ciudad deportiva.

Suso, durante un entrenamiento en la ciudad deportiva. / SFC

Los muchos análisis puestos en voz, o negro sobre blanco, sobre ese puntito que le ha faltado al Sevilla en los últimos meses para ir de verdad a por sus objetivos giran sobre dos ejes muy claros, la supuesta falta de ambición de Lopetegui (en lo cual habría mucho que discutir) y en algo que sí es tangible, la plaga de lesiones, que motivó que el Sevilla acabara la prórroga jugándose el año deportiva y económicamente con dos chavales del filial debutando en el London Stadium. Tendrá esta cuestión sus responsables que el club deberá estudiar para no repetir en planificaciones venideras.

En Londres, como en otros destinos menos glamourosos como Vallecas por citar uno en los que se ha dejado puntos en la Liga, gran parte de la eliminatoria se fue por no poder disponer el técnico vasco de su columna vertebral. El elogiado triángulo defensivo compuesto por Fernando, Diego Carlos y Koundé se rompió por dos de sus tres lados, quedando sólo el francés claramente en su ejercicio más discreto de los tres que ha iniciado en el Sevilla muy a su pesar, dicho sea de paso. Con todo eso, nada se le puede achacar al defensa galo, cuya calidad le da para compensar ese bajoncito en su rendimiento.

Añoró el sevillismo ante el West Ham a Acuña, está claro. Y también en los minutos finales a Jesús Navas. Ni Augustinsson ni Montiel estuvieron a la altura. El sueco, fotografiado en los dos goles y el argentino con una apariencia competitiva más cerca de un jugador del filial que los propios Luismi Cruz y José Ángel.

Añoró el sevillismo al Papu Gómez y esa capacidad que tiene el argentino para romper líneas y darle un plus de verticalidad a la mayor posesión que insufló confianza y seguridad al equipo con la entrada de Óliver Torres sobre todo en el último tercio del tiempo reglamentario, antes de la prórroga.

"Piernas y tranquilidad"

Lopetegui basó, a bote pronto, la eliminación del Sevilla en dos cosas que le faltaron a su equipo en Londres por ciertas circunstancias. “Piernas y tranquilidad”. Con lo de piernas está claro a lo que se refería. El West Ham, como corresponde a un representante de la Premier, fue superior en lo físico a un equipo muy mermado por las lesiones. En lo de tranquilidad, y sobre todo, en transformar esa posesión que sí tuvo con Óliver Torres en más profundidad, el Sevilla volvió a echar en falta, como en muchos partidos durante estos meses, a Suso. Piernas no tiene, quizá su hándicap es el ritmo, pero la capacidad del gaditano para jugar hacia dentro y ver ese fútbol que se esconde tras las piernas de los rivales ha sido un caballo de batalla que ha mermado al ataque sevillista de uno de los registros más apreciados desde siempre. Ver el último pase, ejecutarlo con calidad y también aprovechar su disparo con la izquierda hacia dentro le ha dado muchos puntos al Sevilla. Tecatito Corona, su sustituto, ha aportado otras cosas, muy valorables, como chispa, desborde e ingenio, pero le ha faltado algo que el gaditano sí tiene: gol.

Suso sufrió una luxación en el tobillo izquierdo justo cuando la plaga de lesiones estaba (o parecía estar, luego se vio que no) en su apogeo. Fue una lesión fortuita, en un salto en un entrenamiento, que lo obligó a pasar por el quirófano. La estimación del periodo de baja, entre 4 y 5 meses, aunque el club esperaba reducir en un mes esa previsión. En cualquier caso, antes de abril es difícil que pueda estar, y aunque el mutismo en el club es absoluto, aún no ha habido noticias acerca de que esté trabajando ya en campo. Tanto él como Lamela se quedaron sin ficha en competición europea, la misma que ya historia para el Sevilla en la presente campaña.

Evidentemente, todo ha sido un cúmulo de circunstancias y todas las bajas se han notado en algún momento de la temporada, Bono y En-Nesyri en enero, Diego Carlos, Papu Gómez, Fernando, Lamela desde casi el mismo tiempo que Suso… una ausencia menos llorada que otras, pero que se antoja de las más importantes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios