Sevilla FC

La incompatibilidad de ERTE y dividendos según el Gobierno

  • El Sevilla podría tener que corregir el acuerdo de las últimas Juntas y renunciar al reparto de los dividendos correspondientes al actual ejercicio, tras abonar los del pasado

Imagen de la mesa presidencial de la Junta de Accionistas de 2019. Imagen de la mesa presidencial de la Junta de Accionistas de 2019.

Imagen de la mesa presidencial de la Junta de Accionistas de 2019. / Antonio Pizarro

Era algo que llamaba mucho la atención y el Gobierno ya ha realizado la pertinente advertencia. Acogerse a un ERTE, en las presentes circunstancias, y repartir dividendos es algo que no se sostiene. Así, el Sevilla podría tener que renunciar al reparto de dividendos del ejercicio 19-20, un asunto que podría ser tratado en la Junta de Accionistas del presente ejercicio, dado que durante el mismo ha solicitado y se la ha concedido un ERTE según el cual el Estado español se hace cargo del subsidio correspondiente por la reducción de jornada y sueldo de los trabajadores del Sevilla.

La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, avanza que están preparando un nuevo modelo de regulación para la presentación de expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) durante el proceso llamado desescalada, la salida del estado de alarma, y que el Gobierno ya estudia que en las presentes circunstancias y las venideras las empresas que pagan dividendos no puedan solicitar un ERTE.

Lo ha advertido la ministra de Trabajo en una entrevista a La Vanguardia: "Desde el ministerio se están estudiando medidas, nuevas garantías para que, ante los enormes beneficios que reciben por un ERTE, no puedan acogerse empresas que tengan sede en algún paraíso fiscal o bien empresas que estén repartiendo dividendos. Es una reflexión que está en el seno de la UE (Unión Europea). Lo hemos planteado al diálogo social y esperamos que salga adelante".

Efectivamente, desde Bruselas se ha instado a las grandes compañías a renunciar a los elevadísimos pluses o bonos que cobran sus administradores o altos ejecutivos, así como a reducir el reparto de dividendos mientras Europa trata de paliar los efectos de la crisis derivada de la pandemia del coronavirus. Y eso ha llegado a España, como menciona Yolanda Díaz.

Yolanda Díaz hace esa reflexión al ser preguntada por cómo será el proceso económico para las grandes empresas que han solicitado un ERTE y si se revisará la concesión de ERTE conforme vayan avanzando las fases de la llamada desescalada tras el estado de alarma, o sea, la relajación del mismo. "Con las fases que hemos diseñado vamos a hacer una transición de medidas. Con calma y de forma pausada. Sería un sinsentido que, de manera abrupta, dijera que no mantenemos los ERTE o eliminar el programa para adaptar la jornada a las necesidades de atención de familiares", dijo Yolanda Díaz.

Yolanda Díaz ha adelantado que su departamento trabaja en la regulación de la presentación de expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) durante la desescalada. En ese estudio previo, las empresas que pagan dividendos no podrían presentarlos. Esto no influiría en el ERTE ya aplicado en el Sevilla ni en los dividendos ya repartidos, pero sí en los futuros.

El Sevilla ya ha repartido la mayor parte de los dividendos del pasado ejercicio. En la Junta de Accionistas del 30 de diciembre aprobó subir la cuota de esos dividendos de los 15 euros de los dos años siguientes a 44 euros, es decir, unos 4,5 millones de euros en total, de los que hay que devengar los correspondientes impuestos. Asimismo, el club implementó un calendario para el reparto de esos dividendos.

Desde el 15 de febrero empezaron a cobrarlos los accionistas minoritarios mientras que para los accionistas con más de 1.000 títulos en propiedad se les aplicó un calendario de plazos de cuatro plazos, mensuales, a cobrar cada día 15. Los tres primeros plazos ya fueron abonados y queda pendiente sólo el del 15 de mayo.

En teoría, con el ERTE ya aprobado por la Junta de Andalucía y estando vigente su aplicación, el Sevilla podría verse afectado si el Gobierno realiza alguna actuación sobre el plan de ERTE en la desescalada y aplica los criterios que llegan desde Bruselas para paliar la crisis económica añadida a la pandemia por el coronavirus. Es decir, podría tener que renunciar al reparto de dividendos en la próxima Junta de Accionistas. Claro que, por otro lado, parece inviable que ante un ejercicio económico deficitario, como el que parece que será el actual, se puedan repartir dividendos.

 

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios