Junta General de Accionistas | Sevilla FC

Menos ingresos y más gasto en la plantilla

  • El Sevilla, con 190 millones presupuestados, prevé un coste en el primer equipo de 143 millones

José Castro se dirige a los accionistas en la Junta General. José Castro se dirige a los accionistas en la Junta General.

José Castro se dirige a los accionistas en la Junta General. / Antonio Pizarro

El Sevilla presentará en su Junta General de Accionistas unos presupuestos menores que la temporada pasada, pero más valientes, si es que es posible esta metáfora en términos económicos. El presupuesto de ingresos previsto por el área económica del club que lleva Juan Luis Villanueva asciende a 190 millones de euros. Y el coste presupuestado para su primera plantilla es de 143 millones, una cifra siempre variable a estas alturas porque hay partidas como las primas por objetivos deportivos que no se pueden predecir.

En comparación con lo que ingresó y gastó el pasado ejercicio económico, el Sevilla acomete una gestión algo más arriesgada, dado que el curso pasado, tras presupuestar 212 millones de ingresos e ingresar finalmente 226, invirtió en su primera plantilla, ya con costes de prima incluidos, es decir coste real, 132 millones.

La gestión económica del club no precisa llegar al tope salarial de LaLiga, que este año ha subido a 162,783 millones, por detrás del Valencia (164,684) y lejos de los límites de los tres grandes: Barcelona (632,971), Madrid (566,530) y Atlético (293).

El tope salarial incluye los gastos de la primera plantilla y el cuerpo técnico y también de la cantera. Y el Sevilla para este ejercicio 18-19 ha presupuestado un global de 150 millones de euros: 143 para el primer equipo y 7 para Sevilla Atlético y cantera.

El club realiza este presupuesto con unas miras optimistas al contabilizar unas altas primas por objetivos deportivos, previendo gastos elevados por esos éxitos. Es decir, si no logra esas metas, la primera plantilla costará menos de esos 143 millones, y podrá estar más cerca del coste real de la plantilla de la temporada pasada, que fue de 140 millones en global: 132 millones el primer equipo y 8 la cantera. La estimación que realizan en el club es que el coste real de la actual plantilla sea entre un 5% y un 10% superior al de la anterior.

Los 190 millones de ingresos presupuestados, que también tienen variables sobre todo por los ingresos por competiciones, derivan de los ingresos ordinarios (derechos de TV, márketing, abonos y taquillas y competiciones), que alcanzarán los 130 millones, más 60 presupuestados de los beneficios por traspasos. En esta última partida han sido muy importantes las salidas de Lenglet y N’Zonzi, que han dejado la mayoría de esos 60 millones de beneficios (partida distinta al ingreso puro de la venta, pues hay que descontar de cada traspaso o pago de cláusula diversos costes acarreados).

En el coste de la actual plantilla aún hay que incluir los de jugadores que ya no pertenecen a la misma. Por ejemplo, el coste de la rescisión de contrato de Pareja, o la parte de la ficha de Ganso, de la que el Amiens paga 2,250 millones de euros, una gran parte, pero no toda.

En definitva, el Sevilla, pese a que ingresará unos 36 millones de euros menos que la temporada pasada (226-190), gastará, aproximadamente, y dependiendo de variables como las primas deportivas, unos 10 millones de euros más en la plantilla (132-143).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios