Sevilla FC | Accionistas Unidos

Vídeo: Las obligaciones que ayudaron a levantar el Sánchez-Pizjuán

  • Accionistas Unidos emite un vídeo con un testimonio directo del esfuerzo de los sevillistas para terminar la obra de su estadio

Obligaciones del Sevilla FC, según Accionistas Unido

La Junta General Ordinaria de Accionistas del Sevilla SAD se aproxima y la plataforma Accionistas Unidos, de propietarios minoritarios de acciones, está concienciando a los sevillistas para agrupen sus títulos. En este sentido, AU ha publicado un vídeo con un testimonio directo de un aficionado y accionista cuyo padre invirtió, a fondo perdido, 40.000 pesetas en obligaciones que emitió el club para terminar la obra del Ramón Sánchez-Pizjuán en los años 50 y 60, hasta su conclusión en los 70. 

El estadio no se pudo concluir completamente hasta 1975, coincidiendo con el ascenso a Primera División después de tres años en Segunda. Pero esa obra requirió muchísimo esfuerzo, como demuestra este testimonio de Pedro de Seras Ledesma, abonado y accionista del Sevilla.

"Las obligaciones del Sevilla eran porque no había dinero para abordar las nuevas obras del Sánchez-Pizjuán. Yo recuerdo como desde el viejo campo de Nervión se veía cómo se levantaban las columnas del nuevo estadio. Mi padre compró 80 obligaciones a 500 pesetas, que eran 40.000 pesetas de aquella época, que era un dinero. Unos compraron más y otro menos, se compraron muchísimas", dice Pedro de Seras.

"El Sevilla ha ido siempre pagando y costeando su club, su estadio. Para tener una idea de lo que eran esas 40.000 pesetas, en aquel año mi padre compró un chalé en la primera línea de La Antilla. Había 28 chalés en primera línea de playa. Y el chalé le costó 42.000 pesetas. Fue una inversión muy importante la que hicieron los sevillistas en su estadio", añade.

Las obligaciones fueron emitidas en febrero de 1957, después de la muerte en 1956 de Ramón Sánchez-Pizjuán, el gran ideólogo y promotor del proyecto del estadio que se encargó por concurso, a Manuel Muñoz Monasterio. El recinto fue inaugurado en el verano de 1958. Pero quedaron bastantes partes por hacer. El 7 de septiembre de 1958, en un amistoso ante el Jaén, acogió el primer partido, pero aún estaban por levantarse las gradas altas de los Goles, por ejemplo. Y la de Preferencia alta estaba inconclusa.

Documento con una de las obligaciones emitidas en 1957. Documento con una de las obligaciones emitidas en 1957.

Documento con una de las obligaciones emitidas en 1957. / A.U.

Para el pago de la terminación de la obra, calculado en 50 millones de pesetas, se constituyeron 100.000 obligaciones al precio de 500 pesetas. Las subscripciones se emitieron a partes iguales entre el Banco Español de Crédito y la Caja Provincial de Sevilla, según la información que ofrece el club en su web sobre la historia del estadio. "Entre los últimos meses de 1974 y los primeros de 1975 se realizó el cierre definitivo. El coste del cerramiento se eleva a 78 millones de pesetas. Para el pago de estos gastos se venden numerosas entradas de la fila 0 y entradas simbólicas de 50 y 100 pesetas. El apoyo financiero de Gabriel Rojas fue vital para esta obra", asegura la información relativa al estadio en Sevillafc.es

Para rematar, este accionista habla de cómo se siente parte del club. "Por eso digo que yo no soy del Sevilla, yo soy el Sevilla mismo, porque formo parte de su cuerpo social desde que nací. Lo llevo en la sangre, mis glóbulos rojos tienen la forma del escudo del Sevilla, porque el Sevilla es eso, afición".  

Además, Accionistas Unidos, la semana pasada, emitió a su vez otro vídeo, en forma de reportaje, recordando cómo el Sevilla fue levantado desde sus inicios sin ayuda externa, sólo con el esfuerzo de los sevillistas año tras año, granito de arena a granito de arena.

El Legado del Sevilla FC, según Accionistas Unidos

El reportaje, titulado El Legado del sevillismo, abunda sobre esos esfuerzos continuados por tantos y tantos sevillistas a lo largo de los años. "El legado de esfuerzos, aportaciones y desvelos de muchas generaciones, de nuestros abuelos y padres, no puede caer en manos de inversores ajenos de inversores ajenos al sentimiento sevillista con el objetivo de enriquecerse", comienza afirmando la voz en off del reportaje, que aporta imágenes históricas del club desde sus inicios. "El Sevilla es nuestro, es del sevillismo", concluye.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios