Sevilla FC | Fichajes Con la cartera llena

  • El traspaso de Promes al Ajax por casi lo mismo que costó deja en manos de Monchi, tras el de Muriel, 40 millones para fichar.

  • Sarabia, tentado por el PSG, puede ser el próximo.

Quincy Promes pone rumbo a su país para enrolarse en las filas del Ajax. Quincy Promes pone rumbo a su país para enrolarse en las filas del Ajax.

Quincy Promes pone rumbo a su país para enrolarse en las filas del Ajax. / Alejandro Rubio / EFE

Monchi ya tiene dinero para gastar. La planificación debe dar por tanto un acelerón en los próximos días después de que el Sevilla haya logrado soltar lastre de forma considerable en la masa salarial con dos importantísimas ventas. De hecho, Luis Muriel y Quincy Promes siguen siendo los fichajes más caros de la historia del club, pero ambos son ya historia tras ser traspasados en menos de una semana al Atalanta y al Ajax.

La venta del holandés se produjo y se hizo oficial ayer y con ella el Sevilla vuelve a tener en su cuenta corriente los 20 millones de euros que gastó hace un año, aparte de que, tras la gestión de Monchi, se guarda un porcentaje de una futura venta. Las cifras que el Ajax ofrecía eran, sin embargo, de 15,7 millones que podrían llegar a los 17,2 con algunas variables.

En cualquier caso, ese dinero, unido a los 18 que deja la marcha de Muriel al Atalanta, le va a otorgar al de San Fernando el suficiente músculo financiero para acometer algunos de los fichajes importantes que debe hacer para poner en manos de Lopetegui una plantilla de garantías (o al menos gran parte de ella) antes del día 6 de julio, fecha en la que el equipo pone rumbo a Portugal para iniciar el primer stage de pretemporada.

Son casi 40 millones que aún pueden acercarse a 60 en los próximos días si, como parece, el PSG tiene tan avanzado un acuerdo con Pablo Sarabia. El pago de la cláusula de rescisión del madrileño por parte del club parisino dejaría en la tesorería otra cantidad importante (si bien es cierto que deportivamente el jugador creció muchísimo más rápido que esta cifra desde que firmó su contrato) que se acercará a otros 20 millones –18 más la subida del IPC–.

El holandés ya pasó el reconocimiento médico en Ámsterdam, donde firmó hasta 2024

Monchi esperaba que se empezara a mover el mercado y que éste otorgara al Sevilla liquidez para poder apostar fuerte en las operaciones que ya tenía avanzadas y el acuerdo cerrado ayer con el Ajax va a ser el pistoletazo de salida.

Promes ya pasó el reconocimiento médico en Ámsterdam y firmaba hasta 2024. El Sevilla, con su salida, libera a la tesorería de una inversión altísima, con una ficha muy importante y con muchos años de amortización por delante, ya que el extremo firmó por cinco temporadas y sólo ha pasado una. El club considera que el holandés no cumplía en la plantilla el rol que se le debe exigir a un jugador que era uno de los fichajes más caro de su historia merced a los más de 20 millones que abonó al Spartak de Moscú el pasado verano.

Promes se había quejado, además, repetidas veces de que en su primer año en España tuvo que desempeñar funciones defensivas que le impedían proyectarse en ataque. Con Pablo Machín jugó muchos partidos como carrilero izquierdo y con Joaquín Caparrós incluso lo llegó a hacer de lateral. El Ajax lo quiere como extremo derecho, ya que está pendiente de las ventas de Ziyech o Neres.

Uno de sus principales valedores ha sido su entrenador, Erik Teh Hag, quien coincidió con Promes en el Twente y que no hace mucho recordaba que el ya ex sevillista tiene “ADN Ajax”, ya que pasó seis años en su escuela, la más prestigiosa de Holanda, de la que salió por un acto de indisciplina.

Promes ha disputado en el Sevilla un total de 51 encuentros oficiales, de los cuales 30 han sido como titular. Ha jugado 33 partidos de Liga (sólo 15 desde el inicio) y ha anotado cuatro goles, dos en el campeonato liguero. En total, ha disfrutado de algo más de 3.000 minutos en el Sevilla.

También protagonizó algún episodio curioso, como cuando se extendió por las redes sociales el gesto que tuvo con un chico con el que coincidió en una tienda de telefonía al regalarle un smartphone de alta gama sin siquiera conocerlo. Además, también pagó una comida de trece personas por el simple hecho de que le pidieran que les firmara una camiseta del Sevilla. En el plano negativo, también fue protagonista al ser denunciado en Puerto Banús (Marbella) por conducir su vehículo con una tasa de alcohol en sangre que superaba altamente lo permitido.

Con la posible salida pendiente también de Ben Yedder, que duplicará lo recuperado por Promes por la cuantía de su cláusula de rescisión (40 millones), a Monchi lo que le quedará es ir rematando operaciones y volver a ilusionar al sevillismo.

Uno de los primeros que pueden contribuir a ello es Luis Alberto. Después de la contratación de Joan Jordán –cuestión de horas–, el de San José del Valle es uno de los objetivos claros. Con el jugador está todo hablado y está presionando a la Lazio para que ésta ceda en unas cantidades razonables.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios