Sevilla-Betis El derbi (y todo el fútbol) está en el aire

  • El Gobierno obliga a disputar las dos próximas jornadas de Liga a puerta cerrada, mientras la AFE pide la suspensión.

  • El Sevilla espera instrucciones y mientras prepara el duelo ante la Roma sin público.

Imagen de un simulacro de evacuación reciente en el Sánchez-Pizjuán. Imagen de un simulacro de evacuación reciente en el Sánchez-Pizjuán.

Imagen de un simulacro de evacuación reciente en el Sánchez-Pizjuán. / Raúl Caro / Efe

Como en todo el territorio nacional y como en Europa en general, el fútbol sevillano trata de acatar las medidas de prevención ordenadas por las autoridades sanitarias para detener la propagación del coronavirus y adaptarse a una situación muy cambiante conforme pasan las horas.

Si el pasado lunes se conocía que el Sevilla-Roma de mañana jueves se disputará a puerta cerrada, ayer una orden del Consejo de Ministros decretaba que las dos próximas jornadas de Liga en España, la vigésima octava y la vigésima novena, se celebrarán sin público, lo que afecta de lleno al derbi Sevilla-Betis fijado en principio para este domingo a las nueve de la noche. Pero todo está en el aire. Lo único seguro es que, si se juega, será con las gradas vacías y con la sola presencia en el estadio de los equipos, sus cuerpos técnicos y consejeros y empleados del club, así como personal de los medios audiovisuales que tienen los derechos televisivos de los partidos.

Pero de aquí al domingo puede incluso cambiar esta medida y suspenderse la competición, como están exigiendo algunos colectivos, como la propia AFE (Asociación de Fútbolistas Españoles). El sindicato de profesionales del fútbol envió un escrito al Consejo Superior de Deportes (CSD), a la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) y LaLiga solicitando “la suspensión de los partidos en todas las divisiones y todas las categorías de ambos sexos” ante la gravedad de la situación generada.

La AFE entiende que “la ausencia de público desvirtúa el sentido de la competición deportiva”. La suspensión de las competiciones, como ha sucedido en Italia en la pasada jornada, obligaría a retrasar el final de la Liga y, probablemente, un cambio de fechas en la próxima Eurocopa de Naciones, aunque es un tema en el que tendrían que entrar la FIFA y la UEFA.

LaLiga respondió a ello remitiendo su decisión a la comunicación del Gobierno al respecto y habrá que ver la respuesta de la AFE. Incluso no hay que descartar que los futbolistas acudan a la huelga.

De momento, lo único seguro es que el Sevilla está preparando el encuentro ante la Roma, ida de los octavos de final de la Europa League, para disputarlo a puerta cerrada en el Ramón Sánchez-Pizjuán y ya a partir del viernes hacer lo propio con el derbi si no tiene órdenes contrarias.

En total, los de Julen Lopetegui van a afrontar sus próximos cuatro encuentros sin público, ya que los dos duelos ante la Roma han sido decretados a puerta vacía y ante el Betis y frente al Levante en el Ciutat de Valencia también los vivirán con las gradas sin público, como, en el caso del Betis, las del Benito Villamarín en la visita del Granada el fin de semana siguiente.

En este sentido, en Italia también se publicaba ayer que el partido de vuelta ante la Roma podría disputarse fuera de Italia, en un país neutral, según la Gazzetta dello Sport.

Todo el fútbol está en el aire porque se trata de movimientos de personas y los gobiernos están tomando medidas para controlar las fronteras. La propia Roma tenía problemas ayer para viajar a Sevilla ante la suspensión de los vuelos procedentes de Italia por parte del Gobierno español.

Hoy ya no habrá rueda de prensa oficial de los entrenadores, como suele ser obligatorio en los partidos europeos, ni después del encuentro tampoco. Al no poder asistir periodistas, sólo habrá entrevistas realizadas por los medios oficiales de los clubes y las imágenes serán enviadas por éstos.

Paralelamente, la Policía Nacional ha avisado que controlará a las aficiones fuera del estadio, ya que la hinchada se está movilizando para dar aliento a sus jugadores antes de la entrada de éstos al recinto deportivo. La concentración de las hinchadas es otra historia y más tratándose de un derbi en Sevilla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios