Sevilla FC

El equipo, con Banega de nuevo en el foco, se entrena de forma individual

Éver Banega, con guantes y mascarilla, en mayo, justo después del confinamiento. Éver Banega, con guantes y mascarilla, en mayo, justo después del confinamiento.

Éver Banega, con guantes y mascarilla, en mayo, justo después del confinamiento. / Sevilla FC

El Sevilla está cuidando con mimo la vuelta al trabajo de sus profesionales, que se ha producido en la mañana de este domingo. La cautela manda en este tiempo de rebrotes del Covid-19 y el club ha hecho pasar a cada participante en la vuelta a los entrenamientos test para detectar posibles contagios. Lógicamente, los futbolistas se han ejercitado de manera individual, como cuando empezaron a entrenar tras el confinamiento de dos meses (de marzo hasta los entrenamientos a principios de mayo), con el foco puesto en Banega, tras un nuevo episodio de exhibicionismo de su vida privada por parte de su mujer.

Un vídeo colgado en Instagram por la esposa de Banega desveló que el futbolista, junto con el también argentino y deportivista Fede Cartabia, estuvo en una discoteca de Valencia, donde pasaba unos días de vacaciones, en la que se ha producido un brote de contagios entre sus trabajadores. Según ha comunicado la empresa de ocio, cerró al conocer esos contagios, de hasta una docena de personas de su plantilla, en distintas áreas. Pero Banega, que no tenía por qué conocer ese rebrote, está de nuevo en el foco de la noticia. Lo sucedido con el Fuenlabrada hace más necesario aún el rigor disciplinario en este asunto.

Antes de esta nueva desafortunada acción de Banega, el club ya había previsto activar el protocolo de seguridad, siguiendo la lógica del más elemental sentido común, puesto que sus futbolsitas y sus técnicos han dispuesto de seis días libres en los que han entrado en contacto con otras personas. Toda precaución es poca en este tiempo de pandemia.

Los futbolistas, de esta forma, se han ejercitado de manera individual y conforme pasen los días, y consten los resultados de los test, irán incorporándose en grupo, salvo que haya algún contagio. Este domingo han realizado una primera toma de contacto con el gimnasio y el césped, de manera muy suave y sin contatcos entre los mismos.

Sólo el tiempo dirá si tiene repercusión negativa la actividad libre de los profesionales en sus merecidos y necesarios días de asueto, desde el lunes 20 de julio, tras cerrar la Liga de forma óptima, hasta el sábado 25. El Sevilla ya tiene en mente la cita del 6 de agosto, en la que se medirá a partido único con la Roma en busca de los cuartos de final de la Europa League, en Duisburgo, Alemania.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios