Sevilla FC - Real Sociedad | La Previa Una prueba de las de verdad

  • La visita de un rival directo por la Champions anima al Sevilla a dar una respuesta que lo relance en la tabla

Jugadores del Sevilla en la sesión de ayer en la ciudad deportiva. Jugadores del Sevilla en la sesión de ayer en la ciudad deportiva.

Jugadores del Sevilla en la sesión de ayer en la ciudad deportiva. / Juan Carlos Vázquez

Cerrado ya el capítulo del derbi y también cerrado (o aparcado) el de la Copa del Rey y la polémica que ha arrastrado la justificada queja de Lopetegui, el Sevilla se encuentra con otro obstáculo en su camino, un hueso duro que se presenta en el Ramón Sánchez-Pizjuán amenazando todo lo que quiere para sí el proyecto que lideran Monchi y el entrenador guipuzcoano.

La Real Sociedad es un rival directo, un enemigo acreditado que en los últimos años ha querido y quiere codearse y equipararse en su crecimiento con el Sevilla. Intentó –yendo muy en serio– el fichaje de Pablo Sarabia antes de que éste recalara en el Paris Saint-Germain, quiere llevarse ahora a Carlos Fernández, tiene en su plantilla a bastantes internacionales y está demostrando en la tabla clasificatoria que va de verdad en sus aspiraciones y que su arranque de temporada no va de farol.

Con unos números que asustan como visitante (incluso mejores que los del Sevilla aunque con un partido más), el conjunto que dirige Imanol Alguacil supone además añadir un toque emocional diferente a la cita para el entrenador sevillista, que creció como persona y como futbolistas a los brazos de lo que significa la entidad txuri-urdin.

La Previa La Previa

La Previa / Departamento Infografía

La Real Sociedad quiere volver a ser aquel equipo que dijo mucho con jugadores como Nihat, Kovacevic, todo lo que apuntó con Griezmann, y volver a la Liga de Campeones para entrar en esa rueda en la que todos quieren estar y que sólo está reservada para unos privilegiados.

Claro que eso no es nada sencillo. Y si no, que se le pregunten al Sevilla, que persigue ese rol y que se ha ganado un respeto que debe seguir demostrando jornada a jornada sin dejar pasar una sola.

Por Nervión pasó otro aspirante a lo mismo, el Villarreal de Unai Emery y, pese a que planteó dificultades, se fue de vacío, y tras la comparecencia de los guipuzcoanos los de Lopetegui tendrán que confirmar su fortaleza mental en otra prueba de las de verdad, ante el Atlético de Madrid en el Wanda Metropolitano.

No gustó en muchos foros la respuesta del Sevilla en el Benito Villamarín, por lo que de nuevo cada movimiento de Lopetegui será examinado con lupa en un escenario en el que los suyos no se mueven excesivamente cómodos y donde hasta los rivales más pequeños se le suelen atragantar, pero es lo que tiene una Liga tremendamente exigente como la española, en la que estar arriba como están Sevilla y Real Sociedad denota estar haciendo las cosas de medianamente bien para arriba le pese a quien le pese.

Con Jesús Navas y Ocampos ya a pleno rendimiento, con Fernando de vuelta tras cumplir un partido de sanción precisamente en el derbi, la ocasión pinta un partido por todo lo alto con la Champions en juego y todos los atractivos posibles en pleno y gélido paso de Filomena por la península. En este fútbol de nueva generación casi no hay que preocuparse por la capacidad de los drenajes con que están equipados los estadios de fútbol, pero no es cuestión baladí tener presente en el cálculo global de variables que afecten al desarrollo del partido las intensas y fuertes lluvias que están cayendo sobre la capital hispalense y que dibujan lo más parecido a un partido del norte que del sur de España.

Ninguna excusa, no obstante, debe frenar a los de Lopetegui, que atraviesan, pese a las críticas, una racha más que buena, acercándose ya a la decena de encuentros sin conocer la derrota en las tres competiciones en las que se mantiene vivito y coleando. Los donostiarras posiblemente anden ya pensando en la Supercopa de España y llegan con no pocas bajas, pero es un equipo con argumentos y que seguro va a buscarle las cosquillas a los locales y lo lograrán en varias fases del encuentro.

En eso este Sevilla sí ha sabido manejarse bien, en moverse en cada momento de los partidos y buscar el juego que más le interese. Hoy tiene una prueba importante, una prueba de las de verdad y que puede dar una medida real de dónde está y hacia dónde quiere ir. El ecuador del campeonato se acerca, el Sevilla va a empezar a compensar su calendario con partidos atrasados, y es ahora cuando hay que dar el do de pecho.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios