Granada-Sevilla FC | La Previa La rutina del runrún y la competición

  • El Sevilla busca en Granada su segundo triunfo con una nueva ausencia de Dabbur en la convocatoria.

  • El cuadro nazarí obligará a pisar el acelerador.

Lopetegui, atento a la evolución de sus futbolistas. Lopetegui, atento a la evolución de sus futbolistas.

Lopetegui, atento a la evolución de sus futbolistas. / Víctor Rodríguez

Comentarios 0

El tiempo es inexorable y las diversas situaciones que el fútbol genera no se detienen. Acaba el periodo de pruebas y un descarte se convierte en algo más serio, un amago de crisis, aunque lo que de verdad importa y lo que cuenta son los puntos.

Es la rutina de la convivencia inevitable entre el runrún y la competición. El balón empieza a rodar mientras los debates afloran a diario. El Sevilla de Julen Lopetegui, que comenzó a buen son con una victoria a domicilio ante el Espanyol, acude a su siguiente cita con la necesidad de seguir sumando de tres en tres para marcar cuanto antes el territorio y colocarse en los puestos de cabeza. Eso debería ser lo único que importe y, quizá a partir de mañana lo adecuado sea reflexionar y profundizar sobre qué ha llevado al entrenador guipuzcoano a dejar por segunda semana consecutiva a Munas Dabbur fuera de la lista de convocados.

Evidentemente, algo pasa. Si en una lista de 21 futbolistas no tiene cabida una de las inversiones más importantes realizadas de cara a la presente temporada algo debe ir fallando. Estas cosas las van tapando las victorias, pero en cuanto éstas dejan de acompañar a un equipo pueden llegar a convertirse en un problema serio. Igual debe ocurrir con Pozo, anunciado a bombo y platillo como jugador del primer equipo y de momento las dos primeras jornadas las va a pasar en la grada.

Dicho todo esto, se mide el Sevilla en partido de competición al único que consiguió ganarle en duelo de verano. Iban sacando pecho los de Lopetegui con una pretemporada en la que –curiosamente gracias a una genialidad de Pozo– habían vencido hasta al campeón de Europa, el Liverpool, en el bolo de Boston. Y el Granada, un recién ascendido con el sello de un viejo conocido como Diego Martínez, se vuelve a cruzar con el primer proyecto abanderado por Monchi tras su esperado regreso de la Roma.

El equipo de Lopetegui debe refrendar la imagen de seriedad y oficio ofrecida en el RCDE Stadium en el inicio liguero

Ya avisó ayer el ex seleccionador de los problemas que va a plantear el rival en el día que servirá para festejar su regreso a la élite del fútbol junto a su afición. En el estadio de Los Cármenes va a encontrar el Sevilla un ambiente hostil sin duda y si no aprieta los machos tiene todas las papeletas para salir escaldado, como lo hizo el día 9 de este mismo mes de agosto en un duelo sin puntos a litigar.

Esa referencia y la de los cuatro goles que los nazaríes lograron anotar en el estadio del Villarreal deben bastar para saber que el Sevilla necesitará aplicarse y dar su mejor versión para aprovechar la inercia de su primera victoria en Cornellà. El plantel que ha confeccionado Monchi tiene calidad de sobra para marcar las diferencias con los futbolistas que vistan de rojo y blanco en la tarde de este viernes, un día de la semana tan poco futbolístico como extraño para la competición.

Lopetegui parece que ha roto en un bloque en el que está la duda de si tendrá sitio Éver Banega una vez cumplida su sanción en la primera jornada liguera. El argentino fue el hombre fuerte la temporada pasada de un centro del campo que hoy tiene mucho más músculo, pero también más calidad.

El fútbol que propone Lopetegui se basa en una presión atosigante al rival en determinadas zonas y eso requiere futbolistas bien dotados para ello. El modelo funcionó en el RCDE Stadium ante el Espanyol y el sevillismo espera que cuando salude a su equipo por primera vez en el Ramón Sánchez-Pizjuán ya tenga sumados seis puntos en su casillero.

En teoría, las molestias con las que acabaron la cita en Cornellà el defensa brasileño Diego Carlos y el extremo argentino Lucas Ocampos no deben impedirle estar al cien por cien ante el equipo de Diego Martínez, mientras que la buena racha de Nolito en uno de los veranos más raros de su vida, junto con las posibilidades que aún tiene de salir en el mercado, ponen el foco de nuevo en el sanluqueño, titular y goleador inesperado en el debut liguero.

En el Granada no estará Carlos Fernández de salida, pero sí el camerunés Yan Eteki, un jugador que el Sevilla rescató cuando era un niño del infierno que vivía en Madrid y que este verano ha recalado en Los Cármenes previa recompra al Almería por parte de la entidad nervionense.

Habrá una nutrida representación de la afición sevillista en una ciudad prácticamente hermana. Ambiente de fiesta del fútbol, de derbi regional y todavía de los rumores propios del mercado, que con sus puertas abiertas y Monchi entrando y saliendo de todo puede ocurrir. De ahí que mosquee las ausencias reiteradas de Dabbur en la lista de Lopetegui y los rumores que aquí y allá van saliendo. Pero ya es tiempo de eso, de que vayan en paralelo el runrún continuo, la competición y la obligación de ganar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios