Sevilla FC

El Sevilla se conjura a horas de recibir al Villarreal

La llegada del Sevilla al hotel de concentración / José Manuel Rodríguez

El fútbol de élite da una nueva oportunidad cada tres días, aunque hay equipos que desaprovechan una tras otra. Eso está siendo el Sevilla hasta ahora que, tras caer duramente ante el PSV, se encuentra en una situación límite para su entidad. Diego Alonso, quien aún no ha ganado en LaLiga EA Sports desde que cogió las riendas del conjunto nervionense, se la juega ante un enrachado Villarreal, con Marcelino García Toral en el banquillo.

Para el partido, el Sevilla ya hace conjura. Desde que se concentrara a las 12.00 horas en la Ciudad Deportiva José Ramón Cisneros Palacios y media hora más tarde en su habitual hotel, Diego Alonso mentaliza a sus hombres de cara a un día trascendental para el futuro de todas las partes: técnico, jugadores y directiva. Todo ello, con la Junta General de Accionistas a la vuelta de la esquina.

Los canteranos y las bajas, novedades

Al hotel de concentración, próximo a la Plaza de España, se han subido los 22 jugadores citados por Diego Alonso -además del cuerpo técnico y el resto de trabajadores-. Entre ellos, destacan los jóvenes Manu Bueno, Darío Benavides e Ibra Sow, quienes, debido a las numerosas bajas en el bando blanquirrojo, estarán en el Ramón Sánchez-Pizjuán. Centrocampista, defensa y atacante respectivamente. Eso sí, serán ausencias importantes para el Sevilla Atlético de Jesús Galván, que se juega el liderato del grupo cuarto de Segunda Federación frente al Marbella.

Curioso es el destino, que obliga al técnico charrúa a plantar un equipo muy achacado por las bajas en un día tan importante. Comenzando por la portería, con Nyland, y acabando por la delantera, con Mariano Díaz, pasando por Loïc Badé, Sergio Ramos, Jesús Navas, Marcao, Boubakary Soumaré, Suso y Erik Lamela. Todos por lesión, a excepción del camero y el palaciego, que no estarán por sanción -ambos acabaron expulsados en San Sebastián-.

Marcelino, de vuelta en Nervión

El destino es caprichoso y, además de las bajas, ha querido que sea Marcelino García Toral el posible 'verdugo' de Diego Alonso. El técnico charrúa llegó al Sevilla el pasado 10 de octubre, reemplazando a José Luis Mendilibar en el cargo, pero con una gran carga de escepticismo a su alrededor. Es una apuesta arriesgada y los resultados no llegan, pero en la entidad hispalense se esmeran en defenderlo y refrendarlo en cada aparición pública.

En la búsqueda del sustituto de Mendilibar, Diego Alonso no fue el único que estuvo en la terna de candidatos. Uno de ellos fue Marcelino García Toral, quien, además, reconoció una oferta de la entidad hispalense en El Partidazo de COPE: "Hubo una conversación con el Sevilla, que es un gran club, pero no se dieron las condiciones necesarias para ese nuevo proyecto. Era para una temporada y la otra vez, cuando estuve allí, vi que los proyectos duraderos son los que tienen una realidad".

Un ingrediente más para una coctelera que explotará, a favor o en contra de los intereses del técnico charrúa, esta tarde en el Ramón Sánchez-Pizjuán.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios