Sevilla FC

Arenga con firma de autor

  • "He visto los ojos y los huevos de los futbolistas y los llevan rojo y blanco", resalta Caparrós horas antes de su vuelta al banquillo del Sánchez-Pizjuán

Caparrós resopla ante Muriel, Pareja y Carriço en el entrenamiento de hoy. Caparrós resopla ante Muriel, Pareja y Carriço en el entrenamiento de hoy.

Caparrós resopla ante Muriel, Pareja y Carriço en el entrenamiento de hoy. / Antonio Pizarro

Joaquín Caparrós, nuevo entrenador del Sevilla, compareció en su primera rueda de prensa en su regreso al club nervionense antes de un partido de competición. Su debut ante la Real Sociedad marca una nueva era en el club y, sobre todo, lidera una reconversión futbolística que debe acabar con una mala racha de resultados y que ha de posibilitar la clasificación para la Europa League que tanto se ha complicado en el último tramo de Liga con Montella al frente.

El utrerano insistió en la necesidad de que los jugadores entiendan lo que el Sevilla se juega e hiló su discurso en torno a la necesidad de reforzar los conceptos defensivos. Esas dos premisas, la raza y la necesidad de reducir los goles encajados a través de una buena concentración defensiva, van a ser las líneas de actuación del nuevo Sevilla.

"Estoy muy ilusionado y es lo que quiero transmitir y yo creo que los jugadores lo han percibido. Hemos visto que había alegría, era uno de los objetivos nuestros. Cuando nos poníamos a planificar todo lo que hacíamos iba encaminado a que el entrenamiento tenían que hacerlo bueno ellos. Percibimos que la gente estaba motivada. Qué duda cabe que sabemos lo que es el fútbol. Si ganas todo aumenta y lo refuerzas", comenzó explicando el técnico, al que le hicieron la pregunta clave en torno a lo que él mismo había dicho sobre N'Zonzi: "He visto los ojos de los futbolistas y he visto los huevos de los futbolistas, que los llevan rojo y blanco".

Se le pidió opinión al preparador sobre el cambio que ha experimentado el club desde su marcha al término de la campaña 2004-05. "Es verdad que ha crecido y se ha multiplicado por mucho en las estructuras, pero me siento en mi casa y feliz, como un chiquillo, sabiendo que es complicado. Le doy las gracias al Sevilla por que se haya acordado de mí y vamos a intentar que se vea en el campo".

Sobre N'Zonzi, comentó: "Es futbolista profesional, él sabe lo que ha hecho y tiene que asumir todo (si le pitan). Tiene que tener una buena actitud con el balón. Todo lo que le ha dicho a sus compañeros que sea verdad".

¿Qué Sevilla se verá? El veterano entrenador trata de anticiparse: "Hemos cambiado algún matiz, pero no da tiempo. Es que no hay... Nuestro trabajo ha sido más que nada anímico. Le hablaba a los futbolistas y les decía que he venido por dos motivos, porque me lo pide el club de mi vida y porque ellos son muy buenos. Les he dicho: 'Sois muy buenos', y hay que sacar ese talento. Lo que sí que hay que bajar es el número de goles. No vamos a cambiar mucho y lo vais a ver. Que sean solidarios, que tengan comunación. El fútbol es la suma de muchos detalles y uno de ellos es que se animen entre ellos".

Valoró la recuperación que ha evidenciado la Real Sociedad en las últimas jornadas de la mano de su nuevo técnico, Imanol Alguacil: "Veo a la Real muy bien, con mucha confianza, han ido de menos a más. Será un partido muy abierto y que sea un partido contundente sobre todo defensivamente, que seamos un equipo en todo, fuera y dentro del campo. Que todos jueguen, los que estamos en el banquillo y los que no juegan. Todos. Este club es muy grande, ser sevillistas es muy grande".

Dejó la puerta abierta a la vuelta de Sergio Rico a la portería: "Vamos a ver, la almohada, consulto con la almohada... Ellos lo saben ya, vamos a ver mañana. ¿El once? Ellos no son tontos, si tenéis algún contacto con algun futbolista, vais a saber la alineacion fijo".

Ha recibido numerosos mensajes de ánimo: "De mucha gente, de presidentes, de José María (Del Nido), de Roberto (Alés)... es el Sevilla Fútbol Club con mayúsculas. Tenemos que apretar todos. Ya luego habrá que ver. Pero esos 30.000 que fueron a Madrid y pagaron su entrada... amigo, estamos en deuda con ellos y hay que darle una pequeña alegría".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios