movilidad

Consejos para conducir bien un patinete eléctrico

  • Proponemos un decálogo de buenas costumbres para conducir los patinetes de una manera responsable

Un usuario de patinete eléctrico Un usuario de patinete eléctrico

Un usuario de patinete eléctrico / Efe

Comentarios 3

Son diversos ya los modelos de patinetes eléctricos (o scooters), hoverboards y bicicletas eléctricas, y diversos son los comercios y grandes superficies que ya los comercializan. Los famosos además ayudan a hacer tendencia estos vehículos; Messi y Piqué, por ejemplo, se pasean por la ciudad condal con una moderna bicicleta eléctrica de última generación. La proliferación de esas ventas trae ya a las ciudades la proliferación de estos medios de transportes, y la lógica preocupación de los peatones, conductores y también los propios conductores de los patinetes. Con la muerte en agosto de una anciana de 92 años tras el atropello de uno de estos patinetes, y que se dio a conocer este miércoles, intentaremos hacer un decálogo para que los conductores de patinetes sepan cómo comportarse a bordo de sus modernos vehículos eléctricos.

Seguridad:

La utilización del casco no es un requisito obligatorio para para circular en patinete. No lo es, pero es totalmente recomendable. Tengamos en cuenta que la velocidad habitual de estos vehículos ronda los 30 km/h, y por ello es una cuestión vital llevar uno para evitar daños importante en caso de colisión y en caso de caída. Rodilleras, coderas, guantes y otras protecciones no estarían tampoco de más. Inclúyele un timbre en el manillar si no lo trae de serie.

Cuando conduzcas, hazlo sin distraerte

Aunque el manejo del patinete es relativamente fácil e intuitivo, llevas en tus manos no sólo la vida del que conduce, o sea, uno mismo, sino también la del resto de mortales de la ciudad. Es una obviedad que no se deben llevar auriculares, ni se debe tampoco utilizar el móvil, ni manos libres ni ningún tipo de dispositivo que obligue a utilizar las manos. Montar en patinete es realmente sencillo, pero su correcto manejo exige llevar siempre ambas manos.

Es perogrullo decirlo, pero no está permitido sujetarse a otros vehículos en marcha, y está prohibido, como con un ciclomotor, conducir haciendo zig-zag entre vehículos. Como consejo, es importante no llevar objetos pesados, que reduzcan la visión, o que dificulten el movimiento del manillar.

Intenta no ir por la acera

La reciente champiñonización del patinete eléctrico en las ciudades, hace que muchas de ellas aún no tenga una normativa reguladora. Las que sí lo han hecho, normalmente prohíben el uso de la acera para los patinetes. El conductor de patinete debería grabar a fuego una norma general: No usaré la acera. Lo más lógico es ir por el carril bici de las ciudades, y después por carriles especiales para motocicletas, si los hubiera, y la calle y carretera, como último recurso. Por supuesto, hay que leer la normativa de cada ciudad para cumplir con la normativa y evitar sanciones. Cuidado Tráfico quiere además prohibir que se circule por las aceras.

Cuidado con la velocidad

Los patinetes eléctricos traen de fábrica, habitualmente, una limitación de velocidad, como medida de seguridad y que, en cualquier caso, es lo recomendable y recomendado por las marcas. Como todo, siempre hay trucos. Con una simple aplicación es posible puentear el software y conseguir la máxima velocidad que puede dar el patinete. No es recomendable, repetimos, hacerlo. A parte de generar posibles problemas en la batería que la garantía no cubrirá (desde sobrecalentamientos a salir ardiendo literalmente), a más velocidad, más riesgo de caída, y más riesgo de atropello, menos velocidad de reacción, y capacidad de frenada reducida. Además la batería con estos trucajes, normalmente duran mucho menos. Recomendable utilizar también el modo Eco, si es que el modelo lo trae. Va más lento, pero no mucho más, y la batería aguanta mucho más. La norma general de las ciudades hace un límite por los carriles bici de 30 km/h, pero la DGT quiere reducir a 25 km/h la velocidad . Es una velocidad que en ningún caso se debe rebasar. Hay que tener en cuenta además las condiciones meteorológicas y tener en cuenta también el estado del trayecto y los posibles obstáculos.

Circula siempre que sea posible por vías conocidas

Un camino conocido reduce la posibilidad de choques, caídas e imprevistos. Sería recomendable tener también en cuenta rutas alternativas que puedas utilizar en caso de no poder utilizar la de siempre. ç

No entrar en el centro de las ciudades con él

Normalmente hay muchísima gente siempre por los centros de las ciudades y el riesgo de atropellar a alguien aumenta considerablemente. Si no tienes más remedio, bájate y anda con él, o pliégalo y acarréalo si te resulta mejor. La mayoría no pesan mucho.

Revisión de los elementos de un patinete

Como en un coche, es muy importante tener bien cuidado el vehículo. Hay que revisar la presión de los neumáticos, o si llevas rueda maziza vigilar que no esté gastada y agarre bien. Los frenos, luces y diversos tornillos son también muy importantes, y su buen estado ayudarán sobremanera a los conductores. El nivel de batería, aunque parezca absurdo indicarlo, es quizás lo más importante. Hay que valorar la autonomía de la batería, y si con la carga que indica el vehículo tendremos suficiente para la ida y la vuelta de nuestro trayecto.

Aparca bien

Uno de los quebraderos de cabeza de algunas ciudades como Madrid, Barcelona o Valencia ha sido la entrada de empresas de alquiler de patinetes eléctricos. Las quejas han venido por los aparcamientos de éstos a lo largo y ancho de la ciudad, generando importante caos en algunos casos. Hay incluso una corriente en redes sociales que invita a quitar el patinete que esté en la acera y ponerlo en un aparcamiento habilitado. Si eres usuario de esta modalidad aparca donde se pueda, y haz un uso responsable de ellos. Puede que cuando vuelvas no esté ya allí.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios