Sociedad

Coronavirus: el reto de la Navidad, el temor a una tercera ola y la llegada de las vacunas

Alumbrado navideño en Granada. Alumbrado navideño en Granada.

Alumbrado navideño en Granada. / G.H.

Con récord de contagios en el mundo, la pandemia de coronavirus ha dejado atrás noviembre, convertido en el mes, después de abril, con más muertes en España, que en pleno descenso de una complicada segunda ola debe afrontar ahora, desde cotas aún muy peligrosas, el gran reto de la Navidad. 

En ese reto hay un temor escondido, al que han puesto imágenes el fin de semana las primeras aglomeraciones navideñas, el de una eventual tercera ola antes de la tierra prometida de las vacunas, que este lunes han vuelto a reforzar la esperanza con la petición de la compañía Moderna a EEUU y la UE de que den vía libre a su prototipo. 

Esperanza y cautela cuando acaba noviembre, un mes para la reflexión, como también lo fue octubre, sobre los errores de una desescalada estival que, según insisten los expertos, no debe repetirse a las puertas del invierno, menos aún cuando los datos son ahora infinitamente peores. 

Los contagios notificados relativos al sábado y domingo pasados se elevan a 19.979, con lo que la incidencia media acumulada baja de los 300 (275,51) por 100.000 habitantes en 14 días, cuando se considera riesgo extremo a partir de 250 y la OMS sitúa el límite en los 50. El objetivo del Gobierno es que no pasen de 25.  

Al número de fallecidos contabilizados oficialmente se han sumado este lunes 401, con lo que, a falta de los de este martes y de las certificaciones retrasadas, el total de noviembre supera los 9.500, lo que le confirma como el segundo mes con más muertes de la pandemia después de abril, en que se registraron 16.144, con más de 900 diarias en su primera semana. 

No obstante, según del Sistema de Monitorización de la Mortalidad (MoMo) del Instituto de Salud Carlos III, el exceso de muertes en España se acerca desde marzo pasado a las 70.000, de las que más de 20.000 se han producido después del 20 de julio. 

A la vista de los datos de noviembre, desde el ministerio de Sanidad, la secretaria de Estado, Silvia Calzón, ha hecho un llamamiento a la responsabilidad y la prudencia a raíz de las aglomeraciones del fin de semana en puntos neurálgicos de Madrid, Barcelona y Valencia, tras el encendido de las luces navideñas, y ha pedido que se eviten en días sucesivos. 

Desde Madrid, donde están en vigor las medidas más laxas y también una de las incidencia acumuladas más bajas, el alcalde, José Luis Martínez Almeida, ha restado importancia al hecho, y el vicepresidente de la Comunidad, Ignacio Aguado (Cs), ha asegurado que hay mayor riesgo de contagio en las casas: "Yo prefiero que estén en la calle". 

¿Vacunas en diciembre? 

Noviembre ha sido el mes en el que más se ha propagado el virus en el mundo, pero también el de la esperanza redoblada en las vacunas, con sucesivas noticias sobre la alta efectividad de algunas de ellas, como la de Moderna, que acaba de registrar la primera petición oficial de comercialización al organismo competente de su país, EEUU, y a la Agencia Europea del Medicamento (EMA). 

Moderna insiste en que la eficacia de su vacuna es del 94,1 %, tras completar el ensayo clínico en el que han participado 30.000 personas, y que llega hasta el cien por cien en los casos más graves de la covid. 

Se abre ahora un plazo, al que se espera que se sume en breve la también la estadounidense Pfizer (como Moderna, utiliza el novedoso sistema del ARN mensajero), un plazo en el que se deben aplicar estrictos protocolos, basados en estudios aún no publicados, pero que abren una posibilidad concreta a las primeras vacunaciones este mismo mes de diciembre. 

La Comisión Europea ha aprobado una primera compra de 80 millones de dosis a Moderna, que se plantea producir 1.000 millones de dosis en 2021 con la participación en su envasado de los laboratorios madrileños de la firma Rovi. 

Las autoridades europeas, que han confirmado que Hungría podrá suministrar la vacuna rusa Sputnik V, que asegura tener un 90 % de eficacia, sin que haya sido autorizada por la AEM, ya ha firmado seis acuerdos con otras tantas compañías para comprar unos 1.400 millones de dosis, de los que unos 140 millones corresponderán a España. 

La disyuntiva de las restricciones 

Sin infravalorar los anuncios, epidemiólogos y expertos en salud pública insisten en la cautela respecto a las vacunas, dadas las dificultades logísticas que plantea su distribución (en los casos de Moderna y Pfizer con la necesidad añadida de hacerlo con productos que precisan de ultracongelación) y animan a perseverar en las medidas restrictivas en los próximos meses. 

A esa disyuntiva se enfrentan las distintas comunidades autónomas, que se plantean revisar algunas de las estrictas restricciones aplicadas en las últimas semanas, como ha ocurrido en Logroño, que ha abierto este domingo bares y restaurantes, o Granada, que recupera este martes el comercio y la hostelería. 

Las decisiones tienen un horizonte cercano en el puente de la Constitución con la vista puesta en las celebraciones navideñas, a las que Cataluña pretende que puedan asistir hasta diez personas, cuatro más de las que plantea el Ministerio de Sanidad, que también propone un toque de queda desde la una de la madrugada. 

Ese plan se volverá a debatir esta misma semana en el Consejo Interterritorial de Salud, aunque el Gobierno ya ha adelantado que será cada autonomía la que decida finalmente el alcance concreto de las medidas. 

Al contrario que otras comunidades, Castilla y León ha pedido poder ser "más restrictiva" de lo que acuerde el Consejo en las limitaciones navideñas, ya sea en las reuniones familiares, cierres perimetrales o toques de queda, que Italia mantendrá para todo el país a las diez de la noche durante todas las fiestas. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios