Quinto encierro Sanfermines 2018

Emocionante y vistoso encierro con toros de Núñez del Cuvillo

  • Los astados han protagonizado un recorrido estirado sin heridos graves.

Un toro descolgado de la manada pasa entre los mozos. Un toro descolgado de la manada pasa entre los mozos.

Un toro descolgado de la manada pasa entre los mozos. / EFE

El quinto encierro de los Sanfermines 2018 con toros de la ganadería gaditana de Núñez del Cuvillo ha resultado emocionante y vistoso con huecos entre los animales que han realizado el recorrido estirados, sin que al parecer ningún corredor haya resultado corneado.

El primer parte médico facilitado desde el servicio de Urgencias del Complejo Hospitalario de Navarra informa de tres traslados por contusiones y traumatismos.

La carrera se ha alargado 2 minutos y 50 segundos por un toro que se ha quedado rezagado al final de la misma y que se ha resistido a entrar en los corrales, lo que ha obligado a intervenir a los dobladores, cuya labor ha resultado esta mañana imprescindible para evitar percances de mayor consideración.

La manada ha partido agrupada desde los corrales de Santo Domingo con un toro negro junto al cabestro de cabeza desde los primeros metros, un astado que al contactar con los corredores no ha dejado de mirarles, pero sin ir a por ellos. Muy veloz ha llegado la torada a la plaza Consistorial donde ya ha tomado el liderazgo un toro jabonero, que ha completado la carrera adelantado al grupo y separado unos metros de sus hermanos.

Todo el grupo ha salvado sin mayores complicaciones la curva de Estafeta, donde, sin embargo, la velocidad de uno de los mansos ha superado a otro de los toros y le ha arrollado, aunque sin provocar su caída junto a un grupo de mozos que habían tropezado previamente y formado un pequeño montón en los primeros metros de esta calle.

El hueco abierto por el toro jabonero ha propiciado la aparición de huecos que han permitido a los corredores lucirse ante las astas. Al final de la Estafeta el toro que abría el encierro ha tropezado pero no ha llegado a caer, creando momentos de tensión entre los numerosos mozos que se suelen dar cita en este último tramo de la carrera.

En la zona de Telefónica, muy concurrida esta mañana, se han producido caídas de corredores en la parte derecha del vallado, aunque la nobleza de los toros ha hecho que estos no repararan en ellos y continuaran su camino.

Igualmente han tropezado tres toros en ese lugar y mientras dos han vuelto rápidamente a la carrera, a uno de pelaje castaño le ha costado un poco más levantarse, lo que le ha dejado rezagado y así mientras sus hermanos entraban en los corrales sin dificultades, éste ha paseado despistado por la plaza. Allí los dobladores se han tenido que afanar para reconducirlo y llevarlo a los chiqueros.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios