Sociedad

El frío en Europa causa muertes por congelamiento y siembra el caos

Una ola de frío que sacude al continente europeo dejó al menos 28 muertos y provocó numerosos problemas de transporte. Veinte personas murieron en la noche del sábado en Polonia debido a la ola de frío que sacude el país, donde las temperaturas llegaron a alcanzar 20 grados bajo cero.

Una portavoz policial instó a los ciudadanos a ayudar a las personas sin hogar o ebrias: "En estos casos, nadie debe permanecer indiferente, sino informar a las autoridades", señaló. Éstas los trasladarán a albergues de acogida donde podrán alojarse. Desde comienzos de diciembre murieron al menos 47 personas víctimas del frío. Agentes de la policía controlaron casas deshabitadas, cobertizos en jardines y parques para poner a indigentes y a personas en estado de ebriedad en seguridad.

También en la República Checa fallecieron desde el miércoles otras ocho personas, seis de ellas mendigos, debido a las gélidas temperaturas, informó la policía. Los últimos cuerpos sin vida hallados fueron los de un hombre de 36 años en Praga y de una mujer de 51 años en Ostrava, ambos indigentes. En tres de los ocho casos las autoridades esperan todavía el resultado de la autopsia que confirme la causa de la muerte. Las otras dos personas, dos hombres, fueron encontradas muertas el viernes en Praga.

También los termómetros en Italia alcanzaron temperaturas negativas récord. En la madrugada la región de Osteria Marcesina en Veneto se llegaron a registrar 29 grados centígrados bajo cero, mientras que en el Gran Sasso, en los Abruzos, la temperatura alcanzó los 25 grados negativos. El parte meteorológico anunció nuevas nevadas intensas en las regiones del norte y de la región central de Italia. En Liguria dos personas fallecieron a causa de una mala combustión de sus estufas.

La ola de frío ha causado, además, graves problemas de tráfico en toda Europa. El aeropuerto de Düsseldorf, en el oeste de Alemania, tuvo que cerrar debido a la nieve, y también se registraron retrasos y cancelaciones en el aeropuerto de Bruselas-Zaventem por los mismos motivos. El temporal obligó, asimismo, a cancelar o desviar varios vuelos en el mayor aeropuerto de Alemania, el de Fráncfort. Hasta primera hora de la tarde se habían anulado 50 vuelos y 15 de habían desviado a Stuttgart o Múnich, precisó una portavoz. El tráfico aéreo se está viendo fuertemente afectado desde el viernes en ese aeropuerto. "Los quitanieves están trabajando sin descanso", recalcó la portavoz.

En Bélgica los vuelos desde el aeropuerto internacional de Bruselas fueron cancelados durante dos horas debido a fuertes nevadas. Las carreteras belgas fueron también escenario de numerosos accidentes de tráfico a causa de la nieve y el hielo, según la policía.

Mientras, en Holanda la intensa nevada en el aeropuerto Schiphol en Amsterdam provocó también cancelaciones de vuelos y retrasos de más de dos horas, afectando a miles de viajeros. En La Haya y otras ciudades holandesas los tranvías y autobuses tuvieron que suspender su servicio y numerosas carreteras fueron cortadas al tráfico en el norte de Frisia.

En varios países de Europa del Este las temperaturas fueron también extremas y el temporal de nieve provocó apagones eléctricos, colapsos y cortes en las carreteras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios