Sociedad

Luz V-16: ¿Desde cuándo obligará la DGT a su uso?

Mejorar la visibilidad del accidente es clave. Mejorar la visibilidad del accidente es clave.

Mejorar la visibilidad del accidente es clave.

Después de muchos años acompañándonos en nuestros coches y trayectos, los triángulos de emergencia tienen los días contados. La seguridad vial en la carretera se vuelve a poner sobre la mesa, después de medidas como nuevos límites de velocidad o evitar el uso del móvil al volante.

Los triángulos de emergencia y los chalecos reflectantes son accesorios que nos han permitido señalizar nuestra posición en caso de accidente o avería. Pero desde este año la luz V-16 ha llegado para mejorar la seguridad tanto de nuestro vehículo como de las personas implicadas.

Luz V-16, mejorar la seguridad en la carretera

La luz V-16 emite una luz parpadeante de color amarillo para indicar a las autoridades o vehículos de emergencia nuestra posición en la carretera. Implica mayor seguridad que los chalecos y los triángulos de emergencia, debido a que puede colocarse sobre el techo del coche sin que ninguno de los ocupantes deba salir del vehículo.

Bastaría extender el brazo y adherirlo, gracias a su imán, al techo o al lateral del coche y empezará a emitir señales destellantes de color amarillo. Los triángulos implicaban el riesgo de sufrir un accidente al ir a colocarlos en el arcén, pero con la luz V-16 se mejora este aspecto y aumenta la visibilidad de nuestra posición, ya que las señales luminosas que emite pueden llegar a verse en un radio de 1 kilómetro.

Además, puede usarse también como linterna y puede apoyarse en cualquier superficie gracias al imán con el que cuenta. La energía de cualquier luz V-16 procede de una pila alcalina comercial que le da hasta 2,5 horas de autonomía en modo emergencia, no necesitando de ningún tipo de cableado o electricidad para su funcionamiento.

Cuándo será obligatoria la luz V-16

La DGT ha puesto en marcha un gran mecanismo para que todos los vehículos en circulación sean conscientes de la reducción de riesgos que supone contar con una luz V-16. A partir de del primer trimestre de este año, será obligatorio contar en cualquier vehículo con alguno de los dos métodos de señalización en accidente: se puede optar por los tradicionales triángulos o bien por la luz V-16.

Hasta la fecha indicada no implicará sanción administrativa o económica el optar por un elemento u otro, siendo la retirada de los triángulos una desaparición progresiva. Será a partir de 2023 cuando con probabilidad debamos decir adiós a los tradicionales elementos de emergencia para darle la bienvenida a la luz V-16, poniendo en 2024 la fecha precisa de su obligatoriedad.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios