Muere en Melilla un guardia civil fuera de servicio tras ser arrollado por un conductor drogado

Un agente de la Guardia Civil.
Un agente de la Guardia Civil. / El Día

Un guardia civil que se encontraba fuera de servicio falleció durante la noche del viernes en Melilla tras ser arrollada la motocicleta que conducía a la salida de una gasolinera en el polígono industrial del Sepes por un vehículo cuyo conductor ha sido detenido tras dar resultado positivo en el test de drogas.

Según ha informado en una nota de prensa la Policía Local de Melilla, los hechos se produjeron sobre las 21.45 horas de este viernes, cuando el servicio de Atestados se trasladó a la confluencia de las calles Azucena y La Dalia tras recibir un aviso de un siniestro vial entre un turismo y una motocicleta, cuyo conductor había quedado inconsciente.

También se desplazó a la zona una ambulancia para atender in situ al motorista lesionado y llevarlo al servicio de Urgencias del Hospital Comarcal, donde ingresó sin pulso y ausencia de signos vitales, con un traumatismo craneoencefálico, hematoma en la región sacroilíaca y otorragia. Finalmente no pudo ser recuperado tras las maniobras de RCP y certificaron su fallecimiento en el centro hospitalario.

El presunto autor del accidente dio positivo en drogas

Por su parte, el conductor del turismo fue trasladado a dependencias policiales para ser sometido a las pruebas de alcohol, que dieron resultado negativo, y a las de detección de sustancias psicotrópicas, estupefacientes y drogas tóxicas, en las que resultó positivo en THC.

La Policía Local detuvo al conductor del vehículo como presunto autor de un delito contra la seguridad vial por conducir bajo los efectos de sustancias estupefacientes y de un delito de homicidio imprudente, tras lo cual se le trasladó a los calabozos a la espera de su puesta a disposición judicial.

Según han informado a EFE fuentes de la Consejería de Seguridad Ciudadana, el siniestro se produjo cuando el turismo salía de la gasolinera y la motocicleta quería entrar.

Desde el teléfono de emergencias 112 activaron al servicio de psicólogos de la Guardia Civil para atender a los familiares de la víctima, cuyo fallecimiento ha provocado numerosas reacciones de dolor y condolencias en las redes sociales, ya que era muy conocido y varios de sus familiares también son agentes del Cuerpo.

Lo último