Coronavirus

Relacionan perder el olfato por Covid con una mejor respuesta del sistema inmunitario

Controles Covid-19 en el aeropuerto de Barajas Controles Covid-19 en el aeropuerto de Barajas

Controles Covid-19 en el aeropuerto de Barajas / RICARDO RUBIO | EFE

Perder el olfato puede ser la mayor garantía de saber que estás infectado de Covid-19, pero de forma leve...y con una mejor respuesta del sistema inmunitario posteriormente. Así se desprende de los estudios que están llevando a cabo numerosos científicos en diferentes países. Hace unas semanas ya lo comentaba un grupo de investigadores del Instituto de Biomedicina de Sevilla (IBIS) dirigidos por el otorrino del Hospital Virgen Macarena, Serafín Sánchez: "Cuanto más moderada es la infección, mayor pérdida del olfato".

Ahora un estudio de Riccardo Levi, Leonardo Ubaldi, Chiara Pozzi, Giovanni Angelotti, Maria Teresa Sandri, Elena Azzolini, Michela Salvatici, Victor Savevski, Alberto Mantovani y Maria Rescigno, de la Humanitas University de Italia, publicado en el portal medRxiv.com, determina que los pacientes recuperados de Covid-19 que padecieron la anosmia o pérdida de olfato durante o después de la infección tienen, cinco meses después, casi el triple más de posibilidades (2,75) de haber aumentado sus anticuerpos que el resto de los participantes en el estudio.

El estudio se realizó mediante el seguimiento y testeo de 4.735 profesionales sanitarios de 10 centros de salud del norte de Italia en un periodo en el que la curva de contagios fue prácticamente reducida a cero, por lo que los investigadores han descartado que ese auge en los anticuerpos pudiera deberse a nuevos contactos con el virus.

"Para cada participante, determinamos la tasa de aumento o disminución de anticuerpos con el tiempo en relación con 93 características analizadas en análisis univariados y multivariados a través de un enfoque de aprendizaje automático.

En individuos positivos para IgG (≥ 12 AU / mL) al comienzo del estudio, encontramos un aumento [p = 0,0002] en la respuesta de anticuerpos en sujetos sintomáticos, particularmente con anosmia / disgeusia (OR 2,75, IC 95% 1,753 - 4,301 ), en un análisis de regresión logística multivariante. Esto puede estar relacionado con la persistencia del SARS-CoV-2 en el bulbo olfatorio", aseguran los científicos.

Así, la razón por la que los pacientes con anosmia han marcado una diferencia tan importante estaría en que el SARS-CoV-2 podría persistir durante largo tiempo en el bulbo olfatorio, haciendo que el sistema inmune continúe produciendo anticuerpos y, también, provocando que la anosmia continúe en algunos pacientes durante semanas o meses.

Análisis de anticuerpos y evaluación

Cada vez está más claro que la respuesta de anticuerpos al SARS-CoV-2 puede durar al menos 6 meses en pacientes sintomáticos, pero parece disminuir en los asintomáticos. De manera similar, el estudio demuestra una reducción de la respuesta de anticuerpos en individuos asintomáticos en un estudio con un número menor de individuos.

La respuesta de anticuerpos en pacientes con COVID-19 se asocia con el establecimiento de una respuesta de células de memoria que es mayor a los 6 meses. Estas células de memoria son las responsables de la producción de los anticuerpos específicos contra el virus. En caso de volver a entrar en contacto con el virus, estas células podrían reactivar la respuesta inmunitaria, aunque ya hayan desparecido los anticuerpos.

Anteriormente un análisis serológico anti-SARS-CoV-2 les permitió a los científicos seguir la difusión del virus dentro de los centros de salud en áreas afectadas de manera diferente por el virus. A los 5 meses de distancia, analizaron la duración de esta respuesta de anticuerpos y evaluaron si había características que se correlacionaran con el mantenimiento, la reducción o el aumento de la respuesta de anticuerpos.

En general, estos datos abren nuevas perspectivas sobre la inmunidad al SARS-CoV-2 y justifica una mayor investigación sobre el papel de la anosmia / disgeusia en la respuesta de anticuerpos mediante el diseño de estudios observacionales prospectivos que acoplan las pruebas de persistencia del SARS-CoV-2 en el bulbo olfatorio, pérdida del olfato o del gusto y títulos de anticuerpos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios