Sanidad

El cáncer de mama desplaza al de pulmón como el más común en el mundo

Una sanitaria observa una mamografía. Una sanitaria observa una mamografía.

Una sanitaria observa una mamografía. / M. G.

El cáncer de mama se ha convertido en el más común a nivel mundial y ha desplazado al de pulmón, que durante más de dos décadas fue el tumor maligno más extendido y causante del mayor número de muertes, confirmó este martes la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En general, dada la situación actual, una de cada cinco personas sufrirá de algún tipo de cáncer durante su vida, mientras que uno de cada ocho hombres y una de cada once mujeres morirán como consecuencia de esta enfermedad.

La pandemia de coronavirus ha puesto en jaque la atención sanitaria en todo el mundo y ha provocado la interrupción de la mitad de los servicios dedicados a la detección y tratamiento del cáncer, aunque el impacto se ha concentrado en los países de ingresos medios y bajos.

Algunas naciones desarrolladas pudieron poner en marcha a tiempo programas para asegurar que las personas con síntomas de cáncer tuviesen un rápido diagnóstico, explicó a la prensa el doctor André Ilbawi, especialistas en cáncer de la OMS. Se teme que la interrupción de los servicios de diagnóstico y tratamiento incremente la mortalidad por cáncer en los próximos años, reconoció Ilbawi, quien presentó un análisis sobre la progresión de esta enfermedad en vísperas del Día Mundial del Cáncer, el 4 de febrero.

Según datos actualizados, 19,3 millones de personas fueron diagnosticadas de cáncer en 2020 y 10 millones murieron.

"Tenemos que aceptar que el número de personas con cáncer está aumentando, pero incluso en este mensaje hay esperanza porque esto se debe en gran parte a que las personas están viviendo más tiempo", afirmó el experto.

Si bien los casos de cáncer se incrementan cada año, ocurre lo mismo con la probabilidad de supervivencia gracias a los avances en los tratamientos y a las mejoras en lo relativo a la seguridad y la eficacia de las medicinas, y que los diagnósticos se obtengan antes.

"Cuando miramos las gráficas, hay un mayor aumento en el número de casos que en el número de muertes, lo que nos indica que hay progreso en los tratamientos", dijo Ilbawi. Sin embargo, la situación global todavía es difícil de analizar porque sólo hay capacidad para comprender el impacto de los tratamientos en los Estados ricos. "Los países en desarrollo no llevan un control de cuál es la posibilidad de sobrevivir a los diferentes tipos de cáncer", añadió.

Será en este último grupo de países, que concentran actualmente el 67% de casos y muertes por cáncer, donde el número de nuevos casos se disparará en los próximos 20 años, de acuerdo con las proyecciones de la OMS.

Entre las formas de luchar contra el cáncer más prometedoras destaca la inmunoterapia, que la OMS incorporó en 2019 a su lista de tratamientos esenciales para enfermos con melanoma, aunque su elevado precio es una barrera para el acceso a esta nueva rama revolucionaria de la medicina. En el caso de pacientes con melanoma que se ha extendido a otras partes del cuerpo, la inmunoterapia aumenta entre el 30 y el 40% las probabilidades de sobrevivir.

En las naciones ricas, se trata de un tratamiento que cada vez es más utilizado para abordar distintos tipos de cáncer.

Para el cáncer de mama, uno de los factores de riesgo más comunes es la obesidad, pero el incremento en su incidencia también se debe al aumento de la población y a que otras enfermedades que pueden complicar el diagnóstico son mejor tratadas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios