Causa criminal

Un ciudadano anónimo halla un coche que podría tener relación con la muerte de la niña Lucía Vivar

Zona en la que se encontró el cuerpo sin vida de la pequeña Lucía Viva

Zona en la que se encontró el cuerpo sin vida de la pequeña Lucía Viva / EFE

El pasado mes de septiembre la perito judicial Miryam Moya presentó un informe con el que se apoyó en el uso de Inteligencia Artificial con el que trataba de poner en duda la versión judicial de que Lucía Vivar murió atropellada por un tren el 16 de junio de 2017, de forma accidental.

La perito hablaba de la posibilidad de que hubiera una persona adulta junto a las vías que podría haber cogido a la niña la noche de su desaparición. Para ello se apoyaba en un destello que aparecía en la única imagen que se tiene de la pequeña andando junto a las vías y que se podría corresponder con la sombra de una persona adulta.

A pesar de este estudio, hace un mes la jueza decidió archivar el caso de forma provisional, a esperas de reabrirlo si se tenían nuevas pruebas.

Ahora, un testigo anónimo ha presentado un informe a la Comandancia de la Guardia Civil en Málaga que podría aportar nuevas pistas al caso. Este nuevo estudio al que ha tenido acceso en exclusiva el programa Vamos a Ver, de Telecinco, parte de la información que le dio un testigo a la Benemérita con la que aseguraba que el día de los hechos vio un coche de un modelo determinado a escasos metros del lugar en el que apareció la niña, ya sin vida.

Posteriormente este testigo recordó que el coche que vio el día de los hechos tenía una pegatina de Play Boy en la parte trasera izquierda y que lo había visto aparcado en la localidad de Pizarra meses después. Esta información también le llegó a la familia de la niña, que trató de tirar de ese hilo para que el caso se siguiera investigando aunque este testigo nunca llegó a declarar a pesar de que el coche se situó a solo 10 metros de donde apareció la niña. 

Seis vehículos similares

Posteriormente el entorno de la pequeña Lucía localizó en Cártama, otra localidad de Málaga, un vehículo distinto del mencionado anteriormente pero del mismo color y modelo y con una pegatina idéntica en el mismo ángulo trasero izquierdo. Lo mismo pasaría con hasta otros cinco coches ubicados en distintos pueblos malagueños muy cercanos al lugar de los hechos. Todos los coches son iguales, con la misma pegatina, pero con matrículas diferentes.

El nuevo informe entregado por una persona anónima aporta fotografías a color de otros seis coches de características similares que fueron vistos cerca del lugar de los hechos y que podrían estar relacionados con lo que le pasó a la pequeña de tres años.

Por el momento, con la causa archivada, la Guardia Civil no puede realizar diligencias con respecto a los vehículos, dónde estaban y quiénes son sus propietarios. La familia tiene la esperanza de que estas nuevas pruebas consigan que se reabra el caso de la muerte de Lucía Vivar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios