Sociedad

¿Cómo ahorrar en aire acondicionado este verano?

En la imagen, una persona acciona el uso del aire acondicionado En la imagen, una persona acciona el uso del aire acondicionado

En la imagen, una persona acciona el uso del aire acondicionado / RAFAEL A. BUTELO

Con la llegada del buen tiempo, las horas de sol se alargan y alumbra durante más horas los hogares. La calefacción se despide, y deja paso al aire acondicionado, un extra que hará subir las facturas de luz si no se hace un uso eficiente y responsable.

El mayor antídoto ante el calor para los sevillanos es el uso del aire acondicionado, aunque haya quienes reconozcan no hacer uso de este aparato para ahorrar esa subida en gasto eléctrico inesperado.

Cuánto consume

El consumo del aire acondicionado es una de las preocupaciones de los usuarios compradores de estos aparatos electrónicos. Los consumidores no sólo están preocupados por elegir bien en la marca, el tamaño o el modelo, sino también lo están por saber qué va a suponer para la economía del día a día la compra de estos aparatos. 

Cuando se van a analizar los niveles de consumo de estos electrodomésticos hay que tener en cuenta que entran en juego gran cantidad de variables. Según los datos que revela la revista técnico-comercial y científica caloryfrio.com, dedicada al sector de la climatización, la zona climática es uno de los factores influyentes. Por la climatología que caracteriza a Andalucía, el uso de estos aparatos es mucho más demandado en las capitales del sur frente a lo que se demandan en el norte de la Península.

La misma fuente informa que el consumo de la instalación va a variar también en función de las necesidades del usuario, que se establecen en función de la temperatura exterior, el aislamiento térmico del lugar en el que deba actuar, de la ventilación y de la sensación térmica del propio usuario. En función de esto, el aparato deberá reducir en la estancia una serie de grados, que cuantos más se quieran reducir, mayor será el consumo del sistema.

Para convertir el consumo de kWh en euros y saber el precio medio de consumo por aire acondicionado se habrá de tener en cuenta el precio de kWh en el instante que se quiera conocer.

En la imagen, factura eléctrica. En la imagen, factura eléctrica.

En la imagen, factura eléctrica. / PEPE VILLOSLADA

Cómo ahorrar en la factura

Ante la variabilidad del precio del consumo de los aparatos de aire acondicionado existen algunas recomendaciones que siempre pueden ponerse en práctica y ayudan a reducir esos gastos en las facturas de verano. Los diarios económicos y publicaciones especializadas del sector coinciden al destacar los siguientes consejos y buenas prácticas:

  1. Aparatos eficientes. Todos los electrodomésticos tienen una etiqueta identificadora del grado de eficiencia. Elegir un aparato eficiente puede suponer el ahorro de hasta un 40% en el consumo de energía. La letra A, acompañada de "+" y el color verde, son indicativos de un eficiente energéticamente. 
  2. Instala los aparatos lo más alejados posible de la radiación directa del sol. La exposición constante de los sistemas de aire acondicionado al sol no solo pueden dañarlos, sino que dañará su funcionamiento, y por tanto, consumirán más. 
  3. Elegir una temperatura media. El Ministerio de Industria aconseja que se debe fijar el termostato en 24 grados, pero el Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía (IDEA), sin embargo, considera que el cuerpo se debe adaptar a la temperatura del verano, y se debe ir con ropa más ligera y poner el termostato en 26 grados. En la mayoría de los casos, la temperatura elegida es más baja (entre los 20 y los 21). La forma más eficiente de fijar la temperatura es saber que la diferencia máxima entre la temperatura que hay en el exterior y en interior debe ser de 12 grados. Cada grado de diferencia añadido, aumentará el gasto de energía en un 8%.
  4. Instala el modo ECO, ya que este permite  hasta un 30% en ahorro energético. 
  5. Evita su uso por la noche, a pesar de que exista el modo night, o algunos de consumo menor. Abre las ventanas para que corra el aire y así reducirás muchas horas de consumo. Ayudarás también al Medio Ambiente y a tu salud (dormir con el aire acondicionado, reseca mucho las mucosas y es causa de múltiples resfriados).  
  6. Aísla tu hogar para mantener una buena temperatura interior. De noche, abre las ventanas y sube las persianas y deja que entre el aire; y por el día baja estas para mantener la temperatura interior y evitar que caliente. Cuando enciendas el aire acondicionado, cierra todas las puertas y ventanas para no derrochar energía.
  7. Limpia con regularidad el aparato. Los filtros de aire cuando están sucios producen un aumento del consumo habitual de energía para poder refrigerar. 

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios