Coronavirus Reino Unido mantiene a España fuera de su lista de destinos seguros

  • España continúa en la lista ámbar del Ejecutivo británico, por lo que quienes lleguen desde nuestro país deben pasar cuarentena de 10 días y dos PCR

  • España puede perder más de 12 millones de turistas británicos de aquí a fin de año

Llegada de turistas británicos al aeropuerto de Málaga.

Llegada de turistas británicos al aeropuerto de Málaga. / Álex Zea, Europa Press

El Reino Unido confirmó este jueves que España continúa por ahora fuera de su lista verde de destinos seguros que los británicos pueden visitar sin necesidad de guardar diez días de cuarentena a su regreso, al tiempo que incluyó a siete nuevos países a su restrictiva lista roja, entre ellos Costa Rica.

A pesar de las especulaciones en los medios británicos sobre la posibilidad de que Baleares y Canarias entraran en la lista, el Ejecutivo del primer ministro Boris Johnson no ha incluido nuevos territorios en la categoría verde en la última de sus revisiones, que hace cada tres semanas.

Portugal, el único país de la Unión Europea (UE) que estaba hasta ahora en esa lista, pasa a ámbar, junto con España, Francia, Grecia y otros destinos que el Gobierno recomienda no visitar salvo por motivos esenciales.

"A pesar de que el número de destinos en la 'lista verde' continúa siendo escaso, el Gobierno urge a los ciudadanos a no viajar a destinos clasificados como 'ámbar' a fin de proteger la salud pública", indicó el Ministerio de Transporte en un comunicado.

En la categoría de destinos seguros tan solo se mantienen doce territorios, incluidos Australia, Gibraltar, las Malvinas, Nueva Zelanda, Israel, Islandia, las islas Feroe y Singapur.

La decisión de retirar a Portugal -incluidas Madeira y las Azores- de los territorios considerados seguros se debe a "la creciente preocupación por la expansión de variantes del coronavirus", incluida la Delta, identificada por primera vez en la India, detalló el ministerio.

El Reino Unido ve un "riesgo" permitir los viajes desde Portugal sin cuarentena debido a que esas nuevas variantes pueden poner en peligro el programa de inmunización si se comprueba que tienen mayor resistencia a las vacunas. Hasta ahora se han identificado 68 casos de la variante india en Portugal, algunos de los cuales muestran "una mutación adicional, potencialmente perjudicial", indicó el Gobierno británico.

Restricciones

Aunque no está legalmente prohibido viajar a territorios ámbar, los viajeros que regresen al Reino Unido desde esos destinos deben someterse a tres test de coronavirus, uno antes de embarcar en el avión y otros dos durante la cuarentena obligatoria de diez días.

El Ejecutivo británico anunció asimismo que a partir del próximo martes se agregarán a la lista roja de países de riesgo Afganistán, Baréin, Costa Rica, Egipto, Sri Lanka, Sudán y Trinidad y Tobago.

Desde esos destinos solo se permite la entrada al Reino Unido de ciudadanos británicos y residentes en el país, que deben observar además una cuarentena de diez días en un hotel designado por el Gobierno, una estancia cuyo coste asciende a 1.750 libras por persona (2.035 euros).

España puede perder más de 12 millones de turistas

España puede perder más de 12 millones de turistas británicos de aquí a fin de año tras la decisión del gobierno de aquel país de mantener en ámbar a todo el territorio español.

Los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) de 2019, previo a la pandemia, reflejan que entre junio y diciembre de ese año entraron en España 11,81 millones de británicos, de 18,07 millones en el conjunto del año.

Reino Unido es el principal emisor de turistas extranjeros a España, por lo que la decisión del Gobierno británico dificulta que se cumplan las previsiones de la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, quien espera terminar el año con la mitad de las entradas de 2019, es decir, algo más de 40 millones de ingresos de extranjeros.

Alcanzar esa cifra se antoja difícil, porque entre enero y mayo apenas han entrado un millón de visitantes extranjeros, por lo que deberían llegar casi 40 millones de aquí a final de año para cumplir la previsión del Gobierno. Eso significaría un ritmo sólo algo más bajo que el de 2019: entre junio y diciembre de ese año se registraron 54,3 millones de entradas de turistas extranjeros.

En 2020, en plena pandemia y con el Reino Unido como uno de los países más restrictivos en la salida de sus nacionales a otros países para hacer turismo, apenas entraron en España 3,17 millones de británicos, de los que 1,15 millones lo hicieron entre junio y diciembre.

En los meses centrales del verano (junio-septiembre) de 2019 entraron en España más de dos millones de turistas británicos cada mes. En 2020, en julio, que fue el mejor mes, llegaron cerca de 380.000 británicos.

Las regiones más afectadas

Las comunidades que más ansían el verde de los británicos son los dos archipiélagos: Canarias recibió 2,90 millones de turistas de esa nacionalidad entre junio y diciembre de 2019 y Baleares acogió en ese mismo periodo a 2,86 millones.

Tras las islas se sitúan Andalucía, con 1,86 millones; Comunidad Valenciana, con 1,83 millones, y Cataluña, con 1,36 millones de turistas procedentes del Reino Unido.

Los datos del gasto asociado de esos turistas alcanzan 61.595 millones de euros de junio a diciembre de 2019, de los que 12.185 millones de euros son los que se dejaron en España los británicos, con cantidades entre 2.000 y 2.500 millones mensuales entre junio y septiembre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios