Sociedad

Una escuela católica de Nashville prohíbe los libros de Harry Potter

  • El sacerdote de colegio St. Edwards considera que los volúmenes de la famosa saga contienen "conjuros reales"

Un niño lee uno de los volúmenes de la saga en una librería. Un niño lee uno de los volúmenes de la saga en una librería.

Un niño lee uno de los volúmenes de la saga en una librería. / E. D. C.

La escuela católica St. Edward de Nashville, en el estado de Tennessee, que atiende a alumnos entre los tres y los 13 años, ha prohibido en su biblioteca los libros de la serie Harry Potter porque los "conjuros" de la ficción son "reales" y "dañinos", según informaron medios locales.

"Estos libros presentan la magia como algo que es a la vez bueno y malo, lo cual no es verdad", escribía el sacerdote Dan Reehil en un correo electrónico remitido al personal de la escuela, en el cual explicaba sus razones para vetar las novelas de la biblioteca escolar. "Las maldiciones y conjuros usados en los libros son maldiciones y conjuros reales. Cuando un humano los lee, corre el riesgo de conjurar espíritus malignos", agregaba Rehill.

La serie, publicada entre 1997 y 2007, es obra de la escritora J.K. Rowlings y alcanzó gran éxito en las pantallas con diez películas muy taquilleras entre la audiencias mundiales. Durante las más de dos décadas desde la publicación del primer libro, Harry Potter y la piedra filosofal, el protagonista, un niño que enfrenta al mago malo Lord Voldemort, ha sido criticado en algunos círculos religiosos por ser un personaje que "glorifica" la brujería.

Aunque para algunos las novelas de Harry Potter sean controvertidas, Rebecca Hammel, superintendente de escuelas católicas en la diócesis de Nashville, indicó por su parte que la Iglesia no tiene una posición oficial sobre la serie, por lo que las decisiones quedan en manos de los párrocos.

Por otro lado, en declaraciones a la cadena de televisión CNN, el director de comunicaciones de la diócesis, Rick Musacchio, confirmó que el papel de Rehill como párroco le asigna "una amplia gama de funciones canónicas". Reehil, quien señaló que había consultado con exorcistas y con el Catecismo de la Iglesia Católica, sostiene que los caracteres principales en la saga de Harry Potter promueven "un enfoque maquiavélico para el logro de los fines que desean".

La decisión de suprimir las novelas de Harry Potter de la biblioteca escolar no significa que la colección esté prohibida para los estudiantes. La serie no es parte del currículo de la institución, pero los alumnos pueden leer los libros en la escuela si lo desean.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios