Sociedad

Tres helicópteros y 300 especialistas buscan al pequeño Arthur en Sant Llorenç

  • El mal estado del mar no ha permitido que en la búsqueda marítima del niño de cinco años participen las tres embarcaciones disponibles.

Agentes de la Guardia Civil realizando tareas de búsqueda. Agentes de la Guardia Civil realizando tareas de búsqueda.

Agentes de la Guardia Civil realizando tareas de búsqueda. / EFE

Tres helicópteros y 300 especialistas a pie buscan desde primera hora de la mañana de este lunes, en el torrente que atraviesa el municipio de Sant Llorenç y en la costa y las aguas próximas a su desembocadura, a Arthur, el niño de 5 años desaparecido en la riada de Levante el pasado martes.

El director de Emergencias e Interior del Gobierno balear, Pere Perelló, ha señalado que, como ocurrió el dmingo, el mal estado del mar no ha permitido que en la búsqueda marítima participen las tres embarcaciones disponibles, pero dos helicópteros de la Guardia Civil y uno de Salvamento Marítimo están sobrevolando el agua hasta 12 millas adentro frente a S'Illot, el punto donde descarga el torrente de Ses Planes. Además, efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME), la Guardia Civil y distintos cuerpos de Bomberos buscan al pequeño en varios puntos de la costa y del lecho del torrente en los seis kilómetros de su tramo final a partir del pueblo de Sant Llorenç.

Arthur desapareció el martes por la noche, al ser arrastrado por el agua junto a su madre, Joana, y su hermana mayor, Úrsula. La mujer, que se había visto sorprendida por la torrentada cuando entraba en coche con sus hijos a Sant Llorenç, consiguió sacarlos del vehículo, pero el caudal desbocado por la lluvia torrencial se los llevó a lo tres.

La niña fue rescatada con vida en la noche del martes y la madre fue hallada muerta al día siguiente. Además del rastreo, en el que intervienen exactamente 312 profesionales, otros efectivos trabajan en la reconstrucción de las viviendas e infraestructuras afectadas, ha explicado Perelló, que ha detallado que agentes del Instituto Balear de la Naturaleza y de la Dirección General de Recursos Hídricos han comenzado a limpiar de árboles y maleza el cauce del torrente de Ses Planes en la parte alta de Sant Llorenç y del torrente entre Artà y Canyamel.

El director general ha indicado que esta limpieza es necesaria para evitar problemas en caso de que vuelvan a producirse lluvias intensas, ya que Mallorca se encuentra este lunes en alerta amarilla en previsión de precipitaciones fuertes.

Por otro lado, se han reabierto los cuatro colegios que permanecían cerrados desde el pasado miércoles y en los que se ha puesto en marcha un plan de asistencia psicológica para ayudar a los niños a superar la catástrofe.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios