Las claves del día Suscríbete a nuestra 'newsletter' y recíbela cada mañana de lunes a viernes

Sociedad

Tres muertos, dos de ellos guardias civiles, en un tiroteo en Teruel

  • El autor de los disparos, que mató a una tercera persona, se dio a la fuga tras apropiarse de las armas de los agentes, uno de los cuales era de Cádiz, y ha sido detenido de madrugada

  • Ambos guardias investigaban otro tiroteo del día 5

Tres muertos, dos de ellos guardias civiles, en un tiroteo en Teruel Tres muertos, dos de ellos guardias civiles, en un tiroteo en Teruel

Tres muertos, dos de ellos guardias civiles, en un tiroteo en Teruel

Tres personas murieron -dos de ellas, guardias civiles- anoche en el tiroteo registrado en una pequeña masía entre las localidades turolenses de Albalate del Arzobispo y Andorra. Uno de los guardias civiles fallecidos es el gaditano Víctor Jesús Caballero Espinosa, destinado en Alcañiz. El presunto autor de los disparos huyó en un vehículo tipo pick up de color verde y ha podido ser detenido esta madrugada en una zona entre las provincias de Teruel y Castellón, tras un intenso dispositivo de la Guardia Civil. Por ahora sólo ha trascendido que es de nacionalidad extranjera.

Víctor Caballero, natural de Cádiz y de 38 años de edad, estaba destinado en el puesto de la Guardia Civil en Alcañiz, en donde pertenecía al grupo Roca. Anteriormente, prestó servicio en el puesto de Tarifa. En su familia hay varios miembros que pertenecen a la Guardia Civil. De hecho, su hermano desempeña su labor como agente en Tarifa, mientras que su padre hizo lo propio en la Comandancia de Cádiz.

El delegado del Gobierno en andalucía, Antonio Sanz, en un comentario en la red social Twitter, expresó ayer que se encuentra "conmovido" por la muerte de Víctor Romero y del agente gaditano Víctor Jesús Caballero, que han fallecido "demostrando su vocación de servicio". "Todo mi apoyo a sus familiares, amigos y compañeros", concluye.

Los dos agentes fallecidos formaban parte de los denominados Equipos Roca del destacamento de Alcañiz, dedicados a la investigación de robos en el entorno rural, como fincas o espacios ganaderos. Ambos prestaban servicio sin el uniforme y el prófugo se apropió de sus armas reglamentarias en su huida. El tercer fallecido en el tiroteo podría ser nieto de un conocido jotero de Teruel, El Pastor de Andorra.

El operativo de búsqueda del asesino fue reforzado por agentes de la Unidad Especial de Intervención de la Guardia Civil. Asimismo, el delegado del Gobierno en Aragón, Gustavo Alcalde, negó que el sospechoso hubiera sido abatido y desmintió con rotundidad otros bulos, como que el autor había matado a un tercer guardia civil o que se encontraba atrincherado con rehenes: "Todo eso es absolutamente falso", apostilló en declaraciones a los medios. Según informaron a Efe fuentes de la Delegación del Gobierno, los hechos derivan del dispositivo de búsqueda de un individuo que el pasado 5 de diciembre protagonizó un tiroteo en otra masía en Albalate del Arzobispo.

La Guardia Civil estableció un operativo para localizar a los implicados en el suceso del día 5, en el que dispararon a dos personas cuando se dirigían a cambiar la cerradura de una casa de campo en Albalate, que creían estropeada. Cuando el propietario, un hombre de más de 70 años, llegó a la casa con el cerrajero, de unos 40, se encontraron con "una o varias personas armadas" que les causaron heridas en el brazo a uno y en el costado al otro. Los dos heridos se desplazaron entonces por sus propios medios hasta el municipio para avisar a la Guardia Civil. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios