Sociedad

¿Qué son los rastreadores del coronavirus?

¿Qué son los rastreadores del coronavirus? ¿Qué son los rastreadores del coronavirus?

¿Qué son los rastreadores del coronavirus? / Archivo

Desde que empezara la pandemia en el mes de marzo, los rastreadores han estado muy presentes en toda la cuarentena y ahora se erigen como pieza fundamental para el Gobierno y, en concreto, el Ministerio de Sanidad.

Muchas comunidades autónomas los han utilizado desde el principio de la pandemia y, en la actualidad, es una figura indispensable para cortar de raíz la propagación del coronavirus antes de que acabe la desescalada por fases a finales del mes de junio.

Andalucía ya ha contratado a su equipo de profesionales para seguir el rastro dejado por un contagiado y su entorno. Ahora, son las comunidades más afectadas como Madrid las que piden la ayuda de estos "agentes" sanitarios para poder seguir el plan de desescalada establecido por el Gobierno y no perder la estela del resto del territorio español.

Las personas vuelven a las calles del país y la economía empieza a resurgir poco a poco. Por ello, los especialistas epidemiólogos y las entidades encargadas de la salud, ven necesaria la apuesta por unos rastreadores que deben atajar cualquier foco de contagio existente en los próximos meses.

Cuál es el trabajo de los rastreadores

Los rastreadores del coronavirus son los encargados de localizar a aquellas personas o núcleos poblacionales que hayan podido estar en contacto con el virus. Se mueven torno a un plan de acción consistente, por tanto, en la detección inmediata y seguimiento de los posibles focos de contagio que aparezcan en cualquier zona del territorio de la nación.

Bajo la supervisión de epidemiólogos y especialistas en la materia, estos agentes, una vez interceptado el posible foco, se ponen en contacto con aquellas personas que hayan estado estrechamente ligadas con el virus y le comunican la obligatoriedad de permanecer 14 días en cuarentena. Una vez pasado este periodo, un grupo de sanitarios acude al lugar y realizan las pruebas pertinentes para confirmar que no exista sintomatología y, por tanto, rastro alguno de virus.

Se han dado multitud de casos en toda Europa en los que un simple contacto con el virus ha provocado una hilera de contagios entre las personas más allegadas.

España se sube al carro de los rastreadores e intentará conformar un ejército de mas de 2.000 de estos vigilantes sanitarios, que para los entendidos parecen insuficientes, para intentar que el coronavirus de sus últimos coletazos en un país con miles de muertos y que ha quedado inmerso en una de las crisis más terribles de toda su historia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios