xenofobia

Casariche, la noche de la ira

Este pequeño pueblo de la Sierra Sur vuelve a la calma tras los disturbios por la detención de un ladrón que entró a robar en una casa. La comunidad rumana huyó unos días por temor a un brote xenófobo similar al ocurrido un año antes en Pedrera. Los casaricheños insisten en que su pueblo es acogedor y que no hay ningún problema con los inmigrantes que residen en el municipio.