Entrevista a Paloma Bloyd

"Cuéntame forma parte de España, es irrepetible"

  • La actriz hispano-estadounidense se convierte en madre primeriza "cuadriculada" en la temporada 20 de la serie de La 1, que ha alcanzado el año 1991

Paloma Bloyd e Irene Visedo, Deborah e Inés en la temporada 20 de 'Cuéntame' Paloma Bloyd e Irene Visedo, Deborah e Inés en la temporada 20 de 'Cuéntame'

Paloma Bloyd e Irene Visedo, Deborah e Inés en la temporada 20 de 'Cuéntame' / RTVE

–Usted se incorporó hace tres temporadas, por tanto, durante muchos años fue antes espectadora de Cuéntame ¿Qué le parecía la serie?

–Yo la veía en Estados Unidos a través del canal internacional de TVE. Mi madre es de Gijón y mi padre es de Chicago. En casa seguíamos Amar en tiempos revueltos o Cuéntame. Regresamos a España hace doce años, pero veníamos todos los veranos, me crié aquí de pequeña, nunca estuve desarraigada. Gijón es mi ciudad. Me chocó más al ir a Estados Unidos encontrarme con tantos canales cuando entonces en España había cinco y poco más.

–¿Hay ahora menos diferencia entre Estados Unidos y España que cuando era pequeña?

–Ahora en Estados Unidos se conoce más todo lo europeo. Hay más posibilidades de trabajar en otros países y fuera de España se conoce más nuestro talento, como ha demostrado Netflix con La casa de papel. Es ahora más generalizado de quienes dieron los primeros pasos como Banderas o Penélope Cruz. Cuéntame cómo pasó, por ejemplo, se puede ver en Amazon Prime Video en cualquier parte del mundo.

Cuéntame es patrimonio nacional. Como el Museo del Prado. Un emblema español.

–En los países latinoamericanos se sigue la serie. Yen Estados Unidos. Noto el cariño del público en España. Los espectadores son parte de la familia. Cuéntame forma parte de España y es algo irrepetible. No volverá a producirse algo así.

–Lo más valioso es cómo la serie ha sabido renovarse, actualizándose, en cada temporada.

–Todo está pensado, pero ha sido una evolución sin que nadie lo planeara. Ha habido magia. Cuéntame mezcla la nostalgia de la propia historia del país con la nostalgia de una serie que dura tanto tiempo. Es didáctica y el público se puede sumar en cualquier capítulo, con cualquier acontecimiento .

Bloyd con Imanol Arias (Antonio) y Pablo Rivero (Tony) Bloyd con Imanol Arias (Antonio) y Pablo Rivero (Tony)

Bloyd con Imanol Arias (Antonio) y Pablo Rivero (Tony) / RTVE

–¿Qué vivirá Deborah en 1991?

–Ella es una madre primeriza muy profesional. Cuadriculada. Es su nuevo trabajo, obsesiva con Sol.

–Tiene que cuidar a Sol porque será el personaje protagonista dentro de veinte años.

–Ja, ja, ja. Será la madre de Cuéntame en 2050. Cuidar a Sol se convierte en debate familiar. Y Tony se marcha ahora a cubrir la Guerra del Golfo. Hablamos ahora de la conciliación laboral y familiar, o el sexo después de tener un bebé. Son tramas de 1991 que son realidades en la actualidad.

–Deborah es más joven que usted

–Ni soy madre, ni me gusta ir tan peripuesta y maquillada.

–¿Cómo lleva lo de ser nuera?

–Soy muy afortunada con formar parte de la familia. Imanolo Arias y Ana Duato son talentosísimos. Con ambos coincidí con ellos en otros proyectos antes de esta serie. Imanol es el Buster Keaton español.

–¿Que tal su marido, Tony Pablo Rivero?

–Se trabaja con él muy bien en todo tipo de escenas. Aunque no coincidimos tanto en esta temporada.

–En la anterior temporada había un duelo de cuñadas, con Inés.

–Y ahora puede ser mi apoyo. Como la vida misma.

–¿Y la abuela María Galiana se dosifica?

–Es increíble, no para. Está en la serie y prepara sus obras de teatro. Tiene más energía que yo. María en las lecturas nos rectifica sobre cómo era España en los 80 y los 90.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios