El fin del amiguete

Santiago Segura saca el monstruo

  • El favorito de 'Masterchef Celebrity' cae con un diabólico postre a la vez que se despidió con un mal gesto hacia Paz Vega

Santiago Segura se lamenta en la prueba final de este domingo Santiago Segura se lamenta en la prueba final de este domingo

Santiago Segura se lamenta en la prueba final de este domingo / RTVE

Sully era el peludo amigo de Boo que intentaba llevarla de nuevo a su cuarto, para que regresara del mundo de los monstruos y su central eléctrica de alaridos.

Sully era un amable peluche al que le prestaba el castellano Santiago Segura.  Como le sucedía al personaje de Pixar sus simpáticos modos podían convertirse en rugidos fieros, ya fuera por motivos de trabajo o por pura ira. Y eso es lo que le ha pasado al amiguete Segura. Arrinconado, agobiado por los 90 pasos del postre de Jordi Butrón estaba cabreado con las esferas de chocolate. Y lo pagó con  Paz Vega, que le dejó caer que no había "atemperado" el cacao. Y el padre de Torrente sacó el monstruo que lleva dentro, como él  mismo reconoció. El Sully mosqueado consigo mismo. Paz terminó llorando y Santiago Segura eliminado por esa pelea con el postre más difícil de la historia de Masterchef. Y a Ona Carbonell le salvó la técnica, que no el sabor.

Un talent-reality como esta edición Celebrity genera unos giros de guion que ni Vince Gilligan en Breaking Bad. Santiago estaba investido como el favorito y ha caído de primeras en una diabólica prueba tras una noche rocambolesca.

El domingo cocinero comenzó con Antonia dell'Atte dando el do pecho con un flan sin huevo en una prueba sin gluten y de conciencia hacia los que sufren intolerancias. Venció por aclamación. La italiana ahora apunta alto tras tantas noches dando la tabarra.

El desafío de carácter divulgativo remató en un crucero, en una prueba por grupos donde se repartieron los grupos de manera dispar. Por un lado los favoritos y primorosos: Paz, Ona y Santiago (ese fue el principio del fin del monstruo ).

Y por el otro los fariseos, los presuntos frikis: Vaquerizo, Boris y Antonia. Sin Lomana aún hay paraíso.

Los débiles fueron llevados en volandas por la mamma, cumpliendo con su menú, mientras los hacendosos pagaron en delantales negros su exceso de confianza.

Y en esas Santiago comenzó a pelearse con las esferas y las frambuesas. Sacó las garras y dejó un punto amargo a una eliminación que no preveía nadie. Este Masterchef parece el Mundial de Rusia. A Paz Vega le ha salido a cara de Griezmann

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios