Diario de Sevilla Mantenemos la cita diaria en los quioscos como actividad esencial decretada por el Gobierno en la crisis del coronavirus

Entrevista al productor Ramón Campos

"Hemos hecho el camino inverso porque la gente también necesita cine”

  • Bambú, productora de 'Velvet' o 'Fariña' está detrás del título taquillero 'Malasaña 32', película de terror con una marcada estética autóctona

El productor fundador de Bambú, Ramón Campos El productor fundador de Bambú, Ramón Campos

El productor fundador de Bambú, Ramón Campos / Atresmedia

Es uno de los productores televisivos más prolíficos. Ramón Campos (Noia, La Coruña, 1975) formó tándem con su mujer, Teresa Fernández-Valdés, para fundar Bambú Producciones, creadora de ficciones como Fariña, Bajo sospecha, Velvet o Las chicas del cable, además de En el corredor de la muerte, sobre Pablo IbarTambién  ha dado un paso adelante hacia el géneronero documental con Lo que la verdad esconde: el caso Asunta El caso Alcàsser. Además de escribir una novela con editorial Planeta El orfebre, Campos y su equipo han levantado el edificio Malasaña 32, el primer éxito del cine español en este año. 

–Usted es un productor que está haciendo un camino inverso. De series como Velvet o Fariña se ha marchado al cine para hacer un taquillazo como Malasaña 32 junto a Atresmedia.

–La gente necesita también ver cine y después de tantos años de series nos apetecía hace un formato ‘corto’. Cuando tienes que mantener vivo a un personaje durante tres temporadas da gusto escribir para despedirlo a la hora y media.

–El cine y las series se mezclan en las plataformas y muchos usuarios terminan viendo las películas de siempre.

–O las versiones de una película que les ha gustado, tipo Perfectos desconocidos. Los títulos ya vistos son un refugio y después de un maratón de series se demuestra que se necesita descansar con cine.

–¿No estamos saturados de tantos estrenos de series?

–La TV va más rápido de lo que podemos consumir. No hay modas porque se estrenan series de todos los géneros cada mes. Se impone la calma en la producción. Los canales no pueden renunciar a su papel.

–¿Ha perdido alicientes la televisión en abierto?

–No se puede aspirar a ser tan selectos como en las plataformas y no se puede renunciar al estilo que reconoce el público. Telecinco mantiene su audiencia porque sabe dirigirse a sus seguidores con un estilo y temática personal.

Los protagonistas de 'Malasaña 32' Los protagonistas de 'Malasaña 32'

Los protagonistas de 'Malasaña 32' / Atresmedia

–¿Malasaña 32 es una vuelta a sus orígenes?

–Me evoca nuestra primera serie, en la televisión de Galicia, La vida por delante, sobre cinco viudas de los marinos de un naufragio y de las que hicimos 80 capítulos. En las escenas dramáticos quitábamos la música. Fue un adelanto de Desaparecida. Ese tipo de historias son las que deben seguir haciendo las cadenas autonómicas.

–¿Está inspirada en un caso real su película de terror?

–El argumento de la casa a la que llega una familia no es nuevo, pero queríamos darle un tono muy español, el tendedero, la peonza, el telesketch, Un globo, dos globos, tres globos, la televisión de nuestra generación. El 32 de la calle Malasaña no existe pero tenemos el caso real del cadáver de una anciana hallado al cabo de los días, aferrada a un teléfono. Ese teléfono que oían los siguientes inquilinos. La historia la hemos modificado. Queríamos que los espectadores tuvieran una experiencia de terror, pasándolo bien pasándolo mal en la butaca.

–¿Cómo ficharon a Alberto Pintó de director, había rodado capítulos de sus series?

–A través de Mercedes Gamero, de Atresmedia, nos recomendaron a Pintó de la ESCAC, la Escuela Superior de Cine y Audiovisuales de Catalunya. Hablamos, intercambiamos ideas y le dimos toda la confianza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios