natalie dormer. 'el misterio de hanging rock'

"Este personaje está en las antípodas de Margaery Tyrell"

  • La actriz de 'Juego de Tronos' protagoniza esta serie australiana sobre la desaparición de tres jóvenes en una misteriosa montaña

  • El canal Cosmopolitan la estrena hoy a las 22:00

Comentarios 0

El misterio de Hanging Rock adapta la misma historia de un veterano título del australiano Peter Weir, Picnic en Hanging Rock, una novela de Joan Lindsay publicada en 1967. El canal Cosmpolitan, en las plataformas de pago, estrena este domingo a las diez de la noche,en doble episodio, esta revisión de seis capítulos, exhibida en la pasada Berlinale, que protagoniza la británica Natalie Dormer (Juego de Tronos), junto a Yael Stone (Orange Is The New Black) y Samara Weaving (Tres anuncios en las afueras). Dormer desgrana a este periódico detalles del rodaje de esa historia ambientada en la Australia de 1900 donde Hester Appleyard es la intrigante directora del Appleyard College, un internado de jóvenes donde desaparecen tres de las estudiantes más inconformistas en la visita a una misteriosa montaña, la que dan nombre a la serie. La historia de esta serie australiana se desarrolla en flashback para abrir este intrincado microcosmos femenino.

-Tras las historias medievales de la Tierra Media a la Australia previa a la Primera Guerra Mundial, tan dramática para este país, ¿qué le animó a cambiar de aires?

-Me gustan los dramas de época porque siempre además despiertan el interés de los espectadores. Me atrajo desde el primer momento la oportunidad de interpretar a esta misteriosa y atormentada directora. Me llamó la atención en cuanto leí el guión. Y por supuesto también me apetecía hacer un papel diferente tras Juego de Tronos. Algo como Hanging Rock era verdaderamente cambiar de aires.

-¿Quién es señora Appleyard que veremos hoy?

-No hay mayor misterio que el de saber quién es realmente la señora Appleyard, que hay detrás de su actitud e intenciones. Es la misteriosa mujer que gobierna Appleyard College con mano dura. Es una mujer temida por todos. Ella representa de manera exacta el orden, la disciplina, la precisión y la perfección. Sin embargo, los misteriosos acontecimientos que ocurren en Hanging Rock la superarán. Por primera vez en su vida, que sepamos, se verá desbordada.

-¿Nota que está en las antípodas de Margaery Tyrell de Juego de Tronos?

-Sí, sin duda está en las antípodas. Para mí, en las antípodas del mapa y en la interpretación. Pero es un personaje maravilloso, lleno de matices.

-¿Cómo se ha tratado para el espectador actual, de cualquier parte del mundo, una historia australiana de hace más de un siglo?

-Parte del éxito de la novela publicada en 1967, y creo que hemos sabido reflejarlo en la serie, se basó en que la autora (Joan Lindsay) nunca desveló si lo narrado fue un hecho real o no. La extraordinaria repercusión de la obra en todo el mundo persiguió a Lindsay hasta el día de su muerte. Constituyó un antes y un después en la historia de la literatura australiana del siglo XX. El público australiano se obsesionó con la historia y ahora es una oportunidad de palpar cómo se recibirá en muchos países.

-¿Cómo fue el rodaje?

-No conocía Australia, pero sus paisajes me cautivaron. Estuvimos varias semanas filmando y visitamos algunos parques emblemáticos, inmensos. Los paisajes me marcaron mucho, la verdad. El estar cerca de la auténtica montaña Hanging Rock me hizo entender mucho mejor a mi personaje... no necesité actuar.

-¿Es tan decisivo el paisaje?

- Por descontado. El paisaje australiano es un personaje más en la serie y tiene un impacto sobre la vida de los personajes.

-¿Las gafas de sus personaje revelan algo especial de ella?

-Era un complemento en aquellos años. Las gafitas redondeadas gustaron al equipo así que terminó apareciendo en más escenas de las que estaban previstas.

-¿Cómo es Hanging Rock?

-Fascinante. El parque nacional estaba abierto al público y hay allí un museo famoso sobre la novela y la autora. Los turistas estaban doblemente sorprendidos al ver por allí a tantos extras con los trajes de época, como si fueran viajeros del tiempo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios